24 detenidos en la huelga contra la ilegalización de ANV

  • El Gobierno vasco subraya el escaso seguimiento de la 'jornada de lucha' de la izquierda 'abertzale', en la que fueron detenidos un concejal y dos policías locales

La jornada de huelga y lucha convocada por la izquierda abertzale para protestar contra el proceso de ilegalización abierto contra el PCTV y ANV y contra las últimas detenciones de dirigentes de Batasuna estuvo trufada de incidentes que dejaron un saldo de al menos 24 detenidos.

El consejero vasco de Justicia y Empleo, Joseba Azkarraga, destacó la falta de "seguimiento significativo" de la huelga general. Por contra, desde la izquierda abertzale señalan que la convocatoria tuvo un eco "notable" y denuncian que los Gobiernos vasco y navarro pusieron en marcha "toda su maquinaria represiva" para "condicionar" la jornada.

Los incidentes más sonados tuvieron lugar en la localidad guipuzcoana de Paisa. Allí, sobre las nueve de la mañana, fueron arrestados por la Ertzaintza tres individuos acusados de desórdenes públicos cuando intentaban corta el tráfico en una de las principales vías de la localidad. Cuando se comprobó sus identidades saltó la sorpresa ya que uno de ellos era concejal del pueblo y los otros dos agentes de la policía municipal.

Las primeras detenciones habían llegado casi una hora antes, recién iniciada la mañana. Fue cuando todavía no eran ni las ocho, en Bilbao, donde un grupo de personas se disponía a encadenarse a bidones llenos de cemento para cortar la circulación en una de las principales vías de entra y salida de la capital Vizcaína. Uno de los bidones rodó calle abajo ocasionando una fractura en la pierna a un hombre.

Este incidente se saldó con cinco detenidos.

Agentes de la Ertzaintza detuvieron en Sestao a otros dos individuos que estaban literalmente colgados con arneses del puente de Galindo, sobre las vías del Metro, imposibilitando la circulación de trenes.

Otro incidente destacado tuvo lugar en Rentería, donde unas 50 personas intentaron colarse por la fuerza en el Ayuntamiento. La Policía Local solicitó la intervención de la Ertzaintza. Cuando llegaron los agentes, uno de los concentrados agredió a un agente, por lo que se realizó una carga con material antidisturbios para disolver al grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios