Los compañeros de Couso aseguran que el tanque de EEUU disparó contra el Hotel Palestina "porque quiso"

  • Los periodistas testigos denuncian que la Audiencia Nacional "retorció" sus declaraciones hasta justificar el ataque estadounidense

Comentarios 21

Los tres periodistas que acompañaban al cámara José Couso el día que murió a consecuencia de un disparo de un tanque de EE.UU., Jon Sistiaga, Olga Rodríguez y Jesús Quiñonero, declararon hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que las tropas norteamericanas "dispararon porque quisieron" sin haber sido hostigados, tal y como defendió la Sala de lo Penal para anular la decisión del magistrado de procesar a los militares de EE.UU. que realizaron aquel disparo. De hecho, los tres periodistas acusaron a la Sala de lo Penal de haber "retorcido" sus declaraciones "para adaptarlas a su versión".

Pedraz citó hoy a los tres periodistas para ampliar los testimonios que realizaron en la fase inicial de la causa que investigaba las razones de la muerte del cámara José Couso a consecuencia del disparo del tanque estadounidense que también provocó la muerte del cámara ucranio Taras Protsyuk. Las declaraciones que realizaron en aquel momento fueron uno de los argumentos utilizados por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal para revocar el procesamiento de los tres militares responsables del ataque, el sargento Thomas Gibson, y sus superiores, el teniente coronel Philip de Camp y el capitán Philip Wolford.

El pasado 13 de mayo la Sala de lo Penal anuló la decisión del juez Pedraz, que había ordenado el procesamiento de los tres militares. Según los magistrados, los testimonios de los periodistas reforzaban la tesis de que los soldados no se extralimitaron al disparar al Hotel Palestina, porque, como ellos aseguraron, existía la posibilidad de que en la azotea del edificio hubiese emplazados "francotiradores y focos de hostigamiento". Se destacaba que Olga Rodríguez, hubiera relatado "que personal iraquí entraba en las habitaciones", mientras que Jon Sistiaga reconociese "la existencia de espías e informadores que se hacían pasar por periodistas". 

Hoy los tres periodistas negaron esta interpretación de sus propias declaraciones. "En absoluto, no había ningún motivo para que el tanque disparase", aclaró Rodríguez, por aquel entonces periodista de la Cadena SER, al tiempo que explicó que "claro que había iraquíes en el hotel, pero era personal no armado que en ningún momento suponían ninguna amenaza". Por su parte, Sistiaga señaló que "cuando estás en el hotel destinado a la prensa lo último que te esperas es que el peligro vaya a venir de los tanques de EE.UU", recordando que el mismo día de la muerte de Couso el Ejército estadounidense "atacó otras dos emisoras de televisión contrarias a la invasión".


Porque quisieron

"Depués de esos ataques las tropas americanas tomaron la ciudad sin que ninguna cámara pudiese tomar una sola imagen, queremos saber por qué se dio la orden de disparar", denunció Sistiaga, enviado de Telecinco junto a Couso, al tiempo que aseguró que "la Sala de lo Penal retorció nuetras declaraciones para adaptarlas a su versión". Quiñonero, de Antena 3, afirmó rotundamente que los soldados "dispararon porque quisieron". "Yo he estado en esos tanques y a dos kilómetros puedes ver la cara de una persona", explicó para demostrar que los americanos sabían contra lo que disparaban pese a que alegaran que vieron algo sospechoso en la azotea del hotel.

Por otro lado, Pedraz aplazó sin fecha la declaración prevista inicialmente para mañana de la ex sargento del Ejército de EE.UU Adrienne Kinne, que en el programa de televisión 'Democracy Now' aseguró que sus superiores decretaron como objetivo militar el Hotel Palestina sabiendo que era el lugar en el que se alojaba la prensa. Según informaron fuentes jurídicas, el aplazamiento se debe a que la testigo, que abandonó el Ejército norteamericano tras la guerra de Irak, no ha obtenido el permiso en su actual trabajo para ausentarse, por lo que el juez tendrá que fijar con Kinne una nueva fecha.

Para mañana se mantiene, no obstante, la comparecencia en la Audiencia Nacional en calidad de perito del miembro de la Cruz Roja Gonzalo Jar Couselo, que escribió un artículo de investigación jurídica llamado 'La muerte de José Couso, ¿un crimen de guerra?'. En esta causa Pedraz también ha solicitado las comparecencias de los ex ministros de Defensa y Asuntos Exteriores, Federico Trillo y Ana Palacio, respectivamente, aunque les ha ofrecido la posibilidad de declarar por escrito por su condición de aforados en el momento en el que se produjeron los hechos. 

Según informaron hoy fuentes jurídicas, Palacio ya ha contestado al magistrado informando que se acogerá al privilegio de declarar por escrito. Por contra Trillo aun no se ha puesto en contacto con el instructor, quien espera a tener la contestación de los dos ex ministros para mandarles el formulario con las preguntas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios