La autonomía catalana no peligra

  • El PP destierra la posibilidad de recurrir al artículo 155 de la Constitución para aplacar a los independentistas

  • El 'Parlament' aparcará hoy la admisión a trámite de la ley del referéndum

Carles Puigdemont y Mariano Rajoy durante una exposición de Joan Miró en septiembre de 2016 en Oporto. Carles Puigdemont y Mariano Rajoy durante una exposición de Joan Miró en septiembre de 2016 en Oporto.

Carles Puigdemont y Mariano Rajoy durante una exposición de Joan Miró en septiembre de 2016 en Oporto. / Lavandeira jr / Efe / Archivo

El PP descarta, "por razones temporales y jurídicas", poner en marcha la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que abre la puerta a la suspensión de facto de la autonomía de una comunidad, y apuesta por otras fórmulas "más oportunas y realistas" para afrontar el órdago soberanista de la Generalitat con ese referéndum unilateral que ha fijado el próximo 1 de octubre.

El encargado de espantar el fantasma de la intervención de la autonomía como as en la manga del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que admite que encomendarse "en estos momentos" al tenebroso artículo 155 sería inútil, tanto por razones de tiempo como de tipo jurídico.

Por razones de práctica temporal y jurídica, el artículo 155 ahora no resolvería el problema"Génova alerta a Ferraz de la "insensatez" de abrir sin consenso el melón constitucional

Hernando cierra así la posibilidad de que el PP aproveche su mayoría absoluta en el Senado para aplicar por primera vez este artículo de la Constitución, que permite "obligar" a un Gobierno autonómico al "cumplimiento forzoso" de sus obligaciones, pero no precisa cómo.

El procedimiento que regula el Senado exige que el Gobierno envíe al presidente de la Cámara Alta una propuesta con las medidas concretas que plantea y que deben ser debatidas en la Comisión General de Comunidad Autónomas, que debe pedir al presidente autonómico afectado, en este caso Carles Puigdemont, las alegaciones que considere oportunas. La propuesta final deberá votarse en el Pleno, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Pero Hernando descarta esta vía. "Por razones de práctica temporal y jurídica, en estos momentos, el artículo 155 no resolvería el problema", afirma el portavoz popular ante las no pocas voces que se decantan por poner en marcha ya ese procedimiento ante la convocatoria del referéndum ilegal.

Hernando entiende que hay medidas "más oportunas y realistas" y que está en manos de los tribunales responder al incumplimiento de la ley o decidir si se cometen delitos como el de sedición, una sublevación ante el orden jurídico. "Nosotros estaremos respaldando las medidas que sean razonables y eviten esa situación", añade.

En todo caso, el dirigente del PP ha querido dejar claro que el peso de la ley "acaba cayendo encima" de quien no acata las normas y que ya hay dirigentes políticos como el ex president Artur Mas y su ex conseller Francesc Homs, que ya han sido condenados por la consulta del 9 de noviembre de 2014. "Si alguien quiere seguir pegándose tiros en el pie, que siga por ese camino", avisa.

Hernando también avisa al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de que abrir la reforma de la Constitución sin contar con el PP sería un "gravísimo" error "equiparable" a la reforma del Estatut sin los populares que, según recuerda, "derivó en una sentencia del Tribunal Constitucional" que tumbó parte de aquella ley. "Es una insensatez", insiste.

La Mesa del Parlament abrirá hoy por su parte el nuevo período de sesiones de la Cámara catalana sin que tenga en el orden del día abordar la admisión a trámite de la ley de referéndum, como se había apuntado en un principio, después de que Junts pel Sí y la CUP la registrasen el pasado 31 de julio. con ello, pretenden dar cobertura legal a la consulta pese a la oposición del Gobierno central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios