fútbol El San Fernando CD vence al Córdoba B (0-3)

Un afectado por la bomba de ETA en Lazcao destroza una 'herriko taberna'

  • El hombre, cuya vivienda sufrió daños en el atentado contra la Casa del Pueblo del pasado lunes, arremete con una maza contra la sede de la izquierda 'abertzale'

Un vecino afectado por la explosión de la bomba que ETA colocó el lunes en la localidad guipuzcoana de Lazcao atacó ayer con una maza la herriko taberna (sede de la izquierda abertzale) de este municipio, en la que causó daños de consideración, y fue arrestado por la Ertzaintza, aunque horas después fue puesto en libertad.

El departamento vasco de Interior confirmó a Efe que un hombre, cuya edad no facilitó, acudió a las 12:30, poco después de la concentración de condena celebrada ante el Ayuntamiento, a la sede de la izquierda abertzale de Lazcao provisto de una maza y causó importantes daños tanto en el exterior como en el interior del local. El vecino, cuya vivienda sufrió daños por la bomba colocada por ETA contra la sede del PSE de Lazcao el pasado lunes, rompió todos los cristales exteriores del local, tanto los de la puerta de acceso como los de un ventanal.

El arrestado accedió al interior del bar, que se encontraba cerrado, y destrozó una televisión, una vitrina de cristal y un dispensador de cerveza. También quitó las pancartas que se encontraban en la herriko taberna y arrancó varios carteles de la plataforma D3M.

El alcalde de Lazcao, Patxi Albisu (PNV), dijo que comprende la situación del autor de los destrozos aunque mostró su rechazo por "los medios que ha utilizado", al tiempo que pidió a todos los habitantes de Lazcao que "rechacen los medios violentos". Más de un centenar de vecinos de esa localidad y dirigentes de los partidos democráticos participaron ayer en la concentración convocada por el Ayuntamiento de esta localidad guipuzcoana para condenar el atentado contra la Casa del Pueblo de este municipio.

No ha sido el último. Un artefacto casero estalló la madrugada del martes en un batzoki del PNV en Vitoria que ocasionó el ennegrecimiento de la fachada. Los violentos hicieron estallar en la entrada de la sede jeltzale un artefacto compuesto por una botella con líquido inflamable adosada a una bombona.

Para combatir la inseguridad, el Gobierno vasco decidió aprobar una partida extraordinaria de 34 millones para incrementar la seguridad de los amenazadas por ETA. Fuentes del Departamento de Interior explicaron a la agencia Efe que no ha habido ninguna circunstancia especial para el incremento de dicha partida, como un aumento sustancial de personas objeto de protección, sino que al ser un concepto abierto se va atendiendo a las necesidades en cada momento y que se pretende una mejora del servicio.

Estos 34 millones de euros se suman a los 65 que ya estaban presupuestados para el pago de servicios de escoltas privados. El año pasado se destinaron 62 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios