Zapatero dialogará con Ibarretxe hasta la "extenuación", pero sin ocurrencias

  • El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el 20 de mayo dialogará con el 'lehendakari' hasta "la extenuación", pero ha reiterado su rechazo a la "ocurrencia" de Juan José Ibarretxe para el País Vasco.

En respuesta al portavoz del PNV en el Senado, Joseba Zubía, quien le ha solicitado "negociación y no imposición", Zapatero ha afirmado que es el 'lehendakari' quien debe aplicar ese principio, ya que al día siguiente de fijar la fecha de su reunión en Moncloa le envió dos folios con una propuesta que en realidad era "un contrato de adhesión".

Tras reiterar su disposición al diálogo para reconducir la propuesta de Ibarretxe a la "racionalidad" y la "legalidad", ha recalcado que nadie puede acusarle a él de "cerrar la puerta", porque siempre ha estado a favor de la negociación y de aumentar el autogobierno dentro de los cauces constitucionales.

Zapatero ha asegurado que no sabe ni cómo denominar ni en qué categoría política encajar la propuesta del Ibarretxe, que incluye una consulta popular sobre el futuro del País Vasco para octubre, y ha recordado que su principal problema es la falta de consenso en origen.

Ha insistido así en la necesidad de que el PNV hable con los socialistas vascos, como "dos fuerzas fundamentales en Euskadi", y ha confiado en que todos los partidos sean conscientes del "momento histórico" actual, en el que no se puede olvidar la importancia de la lucha antiterrorista.

En ese contexto, la sociedad vasca aprecia los partidos que se entregan en defensa de la libertad, y valoraría que se alcanzara un clima de entendimiento básico para mejorar el autogobierno, ha asegurado Zapatero, quien ha confiado en que ése sea "el devenir del PNV.

Zapatero, que ha recordado que en el pasada legislatura hubo acuerdos y desacuerdos con el Gobierno vasco y con el PNV pero siempre dentro del respeto, ha garantizado que en su "idea de España caben todas las ideas y todas las identidades".

Reiterando el mensaje lanzado por el Gobierno en los últimos días, ha dejado claro que una propuesta que busque reformar el autogobierno o que pretenda diseñar una nueva relación entre Euskadi y España debe contar con un amplio consenso en el País Vasco, "y hoy de una manera más clara que hace cuatro años".

Cualquier propuesta institucional que la Comunidad envíe a Madrid, ha recordado, debe respetar los trámites legales y constitucionales, algo que no hace "una ocurrencia", "un programa de una ponencia de un partido político".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios