Zapatero no hará caso a nuevas treguas y asegura que "no habrá en ningún caso un diálogo para el fin"

  • El presidente del Gobierno asegura que durante el alto el fuego "se demostró que ETA quería dialogar y a la vez practicar la violencia", por lo que la banda "ha perdido la credibilidad, si es que tuvo alguna"

Comentarios 31

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dejado claro hoy que no hará caso a posibles nuevas treguas de ETA y asegura que "no habrá en ningún caso un diálogo para el fin", en una entrevista con Onda Cero.

El presidente del Gobierno ha respondido negativamente ante la pregunta reiterada de si, en caso de que sea reelegido presidente del Gobierno, volverá a negociar con ETA, incluso en el caso de que la banda anuncie una nueva tregua. "No hay treguas, sólo hay fin, fin de verdad, para siempre, inequívoco", remacha el jefe del Ejecutivo. 

El jefe del Ejecutivo ha dejado claro que "desde luego lo que no habrá en ningún caso es un diálogo para el fin". "No lo habrá, porque ETA ha perdido la credibilidad, si es que tuvo alguna", explica Zapatero, que reconoce que "en este proceso de alto el fuego, que era permanente, se demostró que quería dialogar y a la vez practicar la violencia y eso no es aceptable bajo ningún concepto en democracia".

Además, ha manifiestado que ETA "ya está derrotada"  porque saben que no van a cumplir sus objetivos y que ahora "sólo falta saber el tiempo hasta la extinción, hasta el final" que, según dijo, es lo que el Gobierno ha "intentado en este proceso de diálogo". Para Zapatero, "estamos en el tiempo de la victoria de la democracia hasta el fin de la violencia, que no es fácil", continua, subrayando que los procesos para poner fin al terrorismo siempre son largos. 

El jefe del Gobierno ha insistido además en que con la ruptura de la tregua ETA es quien más ha perdido, mientras que "el Estado no ha perdido nada". "El Estado está fuerte, la democracia sólida y ETA tiene cada día menos apoyo social y está más debil, aún puede hacer daño, sin duda, pero el Estado está muy fuerte", agregó.


No mintió tras el atentado de la T4

Zapatero ha defendido además que su relato sobre los contactos de expertos internacionales con ETA tras el atentado de la T4 no implica que hubiera mentido al decir que en ese momento se puso fin a la negociación. "Dije que el proceso de paz estaba acabado por mi parte, pero si alguien viene y me dice que parece que puede haber una posibilidad sería un insensato si no dijera 'muy bien, pues si es verdad a ver que lo pongan encima de la mesa'. No era verdad y se acabó, esta es la historia", explica.

Así, insiste en que con el atentado de la T4 "el proceso de paz había entrado prácticamente en su parte final" y no tenía ya "ninguna expectativa" pero que semanas después expertos internacionales hicieron un intento de "ver si es posible el que no se consumara lo que parecía que ya estaba consumado".  "Ese intento no fragua porque el Gobierno mantiene sus principios, que es exigencia del fin de la violencia unilateral, inmediato y sin más y a partir de ahí la democracia dialogará y hasta hoy eso es todo lo que sucede", apostilla.

Zapatero ha insistido además en que mantuvo una actitud de transparencia en todo el proceso y critica que el PP le acusara permanentemente de "romper España, ceder al chantaje de ETA y entregar Navarra a ETA". "Me pasé meses escuchando que había entregado Navarra a ETA y cuando llega la hora de la verdad a quien voto para que siga gobernando Navarra es al PP, versión UPN. Eso sí que es la historia de una infamia", añade.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios