Zapatero acusa al PP de "cifrar sus esperanzas en que suba el petróleo"

  • El presidente del Gobierno asegura que el PSOE "jamás" ha antepuesto los intereses partidistas a los generales · El líder socialista celebra que los populares apuesten ahora por tender puentes al diálogo

El líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, contrapuso ayer el proyecto comprometido con las necesidades de los ciudadanos y las políticas sociales que, a su juicio, representan los socialistas, con la alternativa del PP, que "sólo cifra sus esperanzas en ver cuánto sube el petróleo".

"No acaban de pasar las elecciones y ya están pensando en las próximas", recriminó Zapatero al PP, al que avisó de que esta circunstancia, que les llevó a perder los comicios generales del 9 de marzo, "seguramente" hará que les pase "lo mismo" en la próxima cita electoral.

Zapatero clausuró en la localidad navarra de Burlada el noveno congreso regional del PSN, en el que fue elegido Roberto Jiménez como nuevo secretario general, un acto al que también asistió el secretario de Organización del partido, José Blanco.

Precisamente Zapatero bromeó con la presencia de Blanco y el hecho de que, el verano pasado, algún sector del PSN responsabilizara personalmente al secretario de Organización de los socialistas del hecho de que finalmente UPN esté gobernando en Navarra. Al respecto, el secretario general del PSOE consideró que la relación entre Blanco y los socialistas navarros "progresa adecuadamente".

Buena parte de su intervención la dedicó al PP, al que afeó su carencia de proyecto político, porque, según el líder socialista, sólo basa sus esperanzas en la subida del precio del petróleo para criticar al Gobierno.

Sobre las dificultades de la economía, el presidente del Gobierno considera "opinable" si España atraviesa o no por una crisis económica, y subraya que el superávit existe para "tener margen de maniobra y ayudar a los ciudadanos", y no para "meterlo en un arcón". A su juicio, todo depende de lo que "entendamos" por la palabra crisis y considera que el uso de un concepto u otro pertenece más al ámbito académico, según señala en una amplia entrevista sobre sus 100 días de Gobierno que publicó ayer el diario El País.

Zapatero sostuvo ayer que el PSOE no tiene problemas de identidad ni tampoco ha antepuesto "jamás" los intereses de partido a los intereses generales y del país. "Jamás lo hemos hecho -reiteró- y cuando algunos lo han hecho han tenido que acabar reconociendo que los ciudadanos les han mandado un mensaje contundente", en alusión a la derrota del PP en las elecciones generales.

El líder socialista también saludó que el PP haya pasado "en tan poco tiempo" del "se rompe España" al "hay que dialogar con los socialistas", porque eso demuestra, a su juicio, que el PSOE tenía razón cuando en la pasada legislatura decía que el partido que lidera Mariano Rajoy estaba jugando con "intereses partidistas".

El nuevo secretario general del PSN criticó en su intervención la acción política de Nafarroa Bai, que "nos devuelve al siglo XIX", aunque destacó que el "adversario político" de los socialistas no es el nacionalismo, sino "la derecha navarra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios