De la Vega inaugura una depuradora en el área natural más grande de El Salvador

  • España ha destinado algo más de medio millón de euros, el 80% del total, a un proyecto que pretende preservar la bahía salvadoreña de Jiquilisco y potenciarla como un enclave turístico

Comentarios 9

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, inauguró hoy una planta de tratamiento de aguas que pretende preservar la bahía salvadoreña de Jiquilisco, el área natural más extensa del país, y potenciarla como un enclave turístico. Esta fue la primera actividad de Fernández de la Vega en El Salvador, a donde llegó anoche procedente de Haití y donde cerrará mañana la gira de doce días que ha realizado por cuatro países latinoamericanos.

Fernández de la Vega expresó su satisfacción por poder inaugurar este proyecto (para el que España ha destinado algo más de medio millón de euros, el 80 por ciento del total), que dijo que permitirá mejorar la calidad de vida y la salud de 50.000 personas. Destacó la importancia del agua en las relaciones entre países, subrayó que este elemento "une más que nunca" y aseguró que no hay respuesta al cambio climático que no pase por el compromiso de todos para la protección de la misma.

La canciller salvadoreña, Marisol Argueta, intervino también para agradecer el "compromiso continuado" de España con el desarrollo de su país, y tras destacar la importancia de la obra inaugurada hoy, garantizó que el Gobierno de El Salvador seguirá la marcha del proyecto para asegurar su eficacia. Para Argueta, El Salvador tiene un gran potencial turístico que debe desarrollar y puso como ejemplo de ello la riqueza de la bahía de Jiquilisco.

Esta bahía ha sido declarada humedal de importancia internacional y, desde 2007, fue reconocida por la UNESCO como reserva de la biosfera de Xiragualtique. En los últimos años, la cooperación española en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador ha preparado un proceso de planificación de la bahía. En concreto, ha construido la planta de tratamiento inaugurada hoy, que tiene capacidad para tratar la totalidad del volumen de aguas residuales durante los próximos veinte años. De igual forma, ha impulsado el saneamiento de la red de alcantarillado y la próxima construcción de una estación de bombeo.

Sin estas acciones, según subraya el Gobierno español, las aguas residuales de unos 10.000 habitantes se seguirían vertiendo a la bahía, contaminando una de las más productivas áreas naturales del país y perjudicando la subsistencia de 50.000 personas y provocando el hundimiento del sector pesquero y marisquero. Además, la intención es que la zona se convierta en un importante lugar de atracción turística con punto de partida en Puerto Parada y donde se ubicará un centro de interpretación ambiental en el que se comenzará un recorrido que llevará por diversos senderos en el manglar.

La construcción de estos proyectos se iniciará en breve y España, que trabaja en colaboración con la alcaldía de Usulitán y con varias organizaciones no gubernamentales españolas, destina a ello casi 200.000 euros. La ayuda española a estos proyectos se enmarca en el objetivo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de situar entre sus prioridades políticas la lucha contra el cambio climático y en favor del medio ambiente y la sostenibilidad apoyando proyectos de conservación y mejora de entornos naturales del planeta.

Tras el acto de inauguración de la planta de tratamiento de aguas, la vicepresidenta y el resto de la delegación español, de la que forman parte las secretarias de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y de Cooperación, Soraya Rodríguez, recorrieron en barco la zona de los manglares de la bahía de Jiquilisco y se reunieron con representantes de varias comunidades locales.

La jornada de la vicepresidenta en El Salvador incluye un almuerzo que le ofrece la canciller salvadoreña, una recepción a los españoles que viven en el país latinoamericano y una reunión con empresarios españoles con inversiones en esta nación. Mañana, Fernández de la Vega se reunirá con el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, con quien analizará, entre otros asuntos, las relaciones bilaterales y la próxima cumbre iberoamericana, que se celebrará en San Salvador en octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios