Súsper, condenado a 15 años de prisión

  • El tribunal que le ha juzgado en París ha impuesto penas de entre cinco y 12 años para otros cuatro etarras.

El Tribunal Especial de lo Criminal de París condenó al ex jefe del aparato militar de ETA Juan Ibón Fernández Iradi, ‘Súsper’, a 15 años de prisión por diversos cargos.

La corte también dictó penas de entre cinco y doce años de cárcel para los otros cuatro etarras juzgados junto a Súsper. Los cinco tendrán prohibido permanecer en Francia una vez que hayan cumplido sus condenas, según decidió el tribunal.

La Fiscalía había pedido 20 años de prisión para el que fuera el número uno del aparato militar de ETA.

Pero la corte, integrada por siete magistrados, no condenó a Súsper por el delito de extorsión de fondos del impuesto revolucionario por el que había sido imputado.

Sí que impuso, en cambio, doce años de cárcel a Lorena Somoza, a la que el fiscal había descrito como el brazo derecho de Súsper y para la que había solicitado quince años de prisión.

La pareja formada por Mikel Miren Otegi y Aloña Muñoa, miembros del aparato de la reserva de ETA, fueron condenados a ocho años, cada uno, una pena que se fundirá con las de cinco y siete años para el primero y de seis años para la segunda que se les había impuesto en otros juicios en Francia.

Por último, la compañera de Súsper, Beltzane Obanos, la única que comparecía libre en el juicio, fue sentenciada a cinco años de prisión, aunque el presidente del tribunal, Francis Debons, precisó que no se solicita su ingreso en la cárcel y que tiene diez días para presentar un recurso.

En contra de lo pedido por la Fiscalía para los cuatro primeros condenados, la corte no fijó ningún período mínimo de encarcelamiento efectivo para ellos.

Al término de la lectura de la sentencia, los condenados se pusieron en pie y, puño en alto, cantaron el "Eusko Gudariak", en lo que fueron secundados por buena parte del público del que salieron gritos en favor de ETA.

El juicio a Súsper y a los otros cuatro etarras, que había comenzado el pasado día 5, concluyó hoy bajo la sombra del atentado perpetrado por ETA contra una casa cuartel de la Guardia Civil en el País Vasco español, en el que murió un agente y resultaron heridos otros cuatro.

El fiscal hizo alusión a ese atentado en su requisitoria, tras poner el acento en que "el aparato militar está en el centro del dispositivo de terror" de ETA y "es directamente responsable" de sus acciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios