El Supremo rechaza pronunciarse sobre la imputación de Trillo en el 'Yak-42'

  • El Alto Tribunal firma una sentencia en la que reprocha a Grande-Marlaska que le consultara sin ser necesario.

Nueva vuelta de tuerca judicial en el juicio que investiga las irregularidades en la contratación del Yakovlev-42, el avión que se estrelló el 26 de mayo de 2003 en Trabzon (Turquía) con 62 militares españoles a bordo. Si la semana pasada el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, solicitaba al Tribunal Supremo que se pronunciase sobre la imputación o no del ex ministro de Defensa Federico Trillo, hoy, después de un intercambio de opiniones entre el magistrado y el Alto Tribunal sobre las pruebas que existen para ello, el TS rechazó pronunciarse sobre este hecho y firmó un auto en el que reprocha a Grande-Marlaska que solicitara la consulta sin ser necesario.

El pasado viernes, el Supremo remitía a Grande-Marlaska una providencia en la que le requería que actuase conforme la ley, pues, en el escrito en el que solicitaba al Alto Tribunal un pronunciamiento sobre la imputación o no de Trillo, no realizó "juicio jurídico alguno". Así, el Supremo le pidió que "proceda en legal forma y exponga el mérito para procesar al señor diputado o su apreciación de indicios de responsabilidad" que tuviera contra el ex ministro según establece la ley, puesto que sin estos datos "esta Sala está imposibilitada legalmente para adoptar cualquier decisión".

Poco después, Grande-Marlaska admitía que no existen "indicios de criminalidad dignos de significar en relación con el incidente del Yak-42" y explicaba que no acompañó su petición de una exposición motivada porque eso hubiera supuesto realizar "un juicio previo" sobre la petición de imputación, lo que correspondería al Supremo debido a su condición de diputado. Hoy, el Supremo, en otra providencia, estima que la petición del juez "no resulta procesalmente necesaria" en razón de la falta de indicios invocados contra Trillo por el propio juez instructor.

El Alto Tribunal añade que la decisión se adopta "sin perjuicio de los resultados de las diligencias que puedan ser practicas" en el futuro durante la investigación de este asunto. Además, el documento recuerda a Grande-Marlaska que el derecho a la tutela judicial efectiva "garantiza una respuesta fundada en derecho a las pretensiones sostenidas por las partes, lo que el juez Instructor hubiera podido llevar a cabo por sí". En cuanto a la prescripción de los delitos, de los que hoy se cumplen cinco años, la providencia advierte que es una "posibilidad" que "no incumbe al Supremo", sino que corresponde, en todo caso, al propio Grande-Marlaska.

Homenaje a los fallecidos

Este nuevo intercambio de impresiones entre Grande-Marlaska y el Supremo se produce el mismo día que los familiares de los 62 militares fallecidos reclamaron una vez más justicia durante el acto de homenaje desarrollado en la base militar 'Cid Campeador' de Castrillo del Val (Burgos), donde fue inaugurado un monumento en honor a las víctimas, cinco años después del siniestro. El presidente de la Asociación de Familiares Accidente Turquía Yak 42, Pacho González, hizo lectura del manifiesto redactado por este colectivo y en el que reflejó su lucha permanente por encontrar la verdad pese a los "engaños, obstáculos y manipulaciones". 

"Sabemos que no se hizo nada por evitar la mayor tragedia del Ejercito español en tiempos de paz, pese a que existían quejas e informes previos al accidente que alertaban de las pésimas condiciones en las que viajaban los militares", indicó, al tiempo que tildó de "conscientes y deliberados" los errores cometidos en las identificaciones de los cadáveres, "mas bien un fraude", apostilló. La asociación consideró injusta la "pasividad" de los dos jueces del caso, una actitud que ha impedido llevar a cabo una investigación a fondo que depurase todos los errores y recordaron que ambos magistrados han sido cuestionados por sus superiores.

Al término del manifiesto, los familiares denunciaron otras ofensas que, tal y como indicaron, "nunca llegarán a los juzgados, pero que moralmente deben ser consideradas". En este sentido, se refirieron a aquellos que como el ex ministro de Defensa Federico Trillo piden respeto por los familiares, pero no los escucha, y acusaron al actual presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, de haber jugado con las víctimas, "mientras que son ellos los que han alimentado ese juego".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios