El Supremo deberá decidir contrarreloj si imputa a Trillo por el Yak

  • Grande-Marlaska apremia al Alto Tribunal a que se pronuncie antes del próximo lunes, fecha en la que prescribirá el delito

Comentarios 3

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska dio ayer un paso más en la investigación del siniestro aéreo del Yak-42 en el que murieron 62 militares españoles. El magistrado decidió imputar a cinco altos cargos militares y se dirigió al presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) para que, antes del próximo día 26, se pronuncie sobre si el ex ministro de Defensa, Federico Trillo, debe ser citado como imputado en la causa.

Al ser actualmente diputado en el Congreso, la Audiencia Nacional no es competente para enjuiciarle siendo el Alto Tribunal el encargado en estos casos. Por eso, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 le remite a la Sala de lo Penal del Supremo la petición de la asociación de los familiares de las víctimas de acusarle por estos hechos. Desde un primer momento, Grande-Marlaska se mostró en contra de imputar tanto a Trillo como a ningún otro miembro de la cúpula militar, hasta el punto de que acabó por archivar el caso. Sin embargo, desde que la Sala de lo Penal le obligó a reabrirlo el juez ha imputado a altos cargos militares atendiendo a la solicitud de la Fiscalía, que sin embargo no le ha pedido que impute a Trillo.

En el auto, Grande-Marlaska solicita al Supremo que analice la "razonabilidad" de la imputación de un delito de imprudencia con resultado de muerte para "garantizar la tutela judicial efectiva del conjunto de las partes". Además, pide al alto tribunal que decida con "urgencia" a este respecto al finalizar el próximo día 26 el plazo de prescripción del delito, ya que se cumplen cinco años del siniestro. En el caso que no se decida antes de esa fecha, Trillo quedaría exento de culpabilidad.

A l respecto de la decisión del juez Marlaksa, Trillo aseguró que tiene "toda la tranquilidad, en conciencia y en conciencia jurídica" y "plena confianza en la Justicia, a pesar de los pesares". En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados, el ex ministro de los gobiernos de Aznar lamentó que "algún político indeseable" esté "jugando con el dolor ajeno y con el dolor de los muertos" y "enredando".

Interpelado para que explicitara a qué político se refería, el parlamentario del PP dijo que basta con leer las portadas de los periódicos de los últimos días y añadió, lacónico, "soy muy respetuoso con mis antecesores", una velada referencia a su sucesor al frente del Ministerio de Defensa, José Bono, ahora presidente de la Cámara Baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios