crisis en cataluña

La CUP tumba la investidura de Turull, que tiende la mano al Estado

  • Los antisistema se abstienen de apoyar al candidato de JxCat

  • El aspirante ofrece diálogo mirando de reojo al Supremo

  • Arranca la cuenta atrás para volver a las urnas

Comentarios 7

El candidato de Junts per Catalunya (JxCat) a la investidura, Jordi Turull, no logró este jueves los 68 apoyos necesarios para alcanzar la mayoría absoluta y ser elegido president en primera votación, debido a las cuatro abstenciones de la CUP y los votos en contra de Ciudadanos, PSC, los comunes y el PPC.

Después de más de cinco horas de debate de investidura, convocado de urgencia el miércoles por el presidente del Parlament, Roger Torrent, el pleno votó la candidatura de Turull, que sólo contó con los 64 votos a favor de JxCat y ERC -Carles Puigdemont y Antoni Comín, fugados en Bélgica, no pudieron votar-, los cuatro diputados de la CUP se abstuvieron y los 65 diputados de Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC votaron no.

JxCat pretendía investir a Turull, antes de que vaya este viernes a la vistilla del Tribunal Supremo, que podría dictar prisión preventiva, por lo que está en el aire la segunda votación de la investidura, que debería celebrarse 48 horas después de la primera, es decir, el sábado, a las diez de la mañana, según anunció Torrent.

Para esta segunda votación bastaría la mayoría simple -más votos a favor que en contra- para investir a Turull, pero JxCat y ERC siguen necesitando al menos dos votos a favor de la CUP, que enfrió cualquier posibilidad de acuerdo a corto plazo.

"Damos por acabado el procés. Pasamos honestamente a la oposición, a combatir al Estado y su dictadura, la autonomía y el autonomismo", afirmó el portavoz de la CUP, Carles Riera.

No debió gustarle que Turull tendiera la mano al Rey y al Gobierno para dialogar y que no hiciera alusiones a la construcción de una república catalana. El candidato pronunció un discurso de una hora de corte autonomista, en el que ofreció ha ofrecido "diálogo, diálogo y diálogo" al Estado para tratar de resolver el conflicto político en Cataluña, remarcando que esta "mano tendida" iba dirigida "al jefe del Estado y al del Gobierno".

Turull se preguntó en este contexto "por qué no tiene que ser posible el diálogo y la negociación" entre el presidente de la Generalitat que logre ser investido y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un diálogo "de Gobierno a Gobierno".

Según Turull, diálogo "no quiere decir debilidad ni renuncia", sino que es "la mejor manera para poder avanzar", pero "hasta ahora no se nos ha querido ni escuchar -dijo-", porque el Estado ha respondido con "amenazas" y "represión" al independentismo.

En caso de que en las próximas semanas se plantee el nombre de un nuevo candidato, si los cuatro diputados de la CUP mantienen su abstención porque el plan de gobierno no incorpora elementos de desobediencia para construir la república catalana, JxCat y ERC se verán abocados a esperar la renuncia a su escaño de Carles Puigdemont y Antoni Comín, ambos en Bélgica, para que entren otros dos diputados de sus candidaturas que sí puedan votar.

En ese caso, bastarían los 66 votos de JxCat y ERC para investir, en segunda votación y por mayoría simple, a un nuevo candidato, sin que hiciesen falta los votos de la CUP.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, la ex presidenta del ParlamentCarme Forcadell y la ex consellera de Trabajo y Asuntos Sociales Dolors Bassa, también citadas hoy en el Supremo, han renunciado a sus actas como diputadas de Esquerra para evitar que su procesamiento pueda interferir en la actividad parlamentaria.

La renuncia fue comunicada anoche en el transcurso de la reunión del Consell Nacional de ERC, y minutos después de que finalizara la primera sesión del debate de investidura.

Las hasta ahora diputadas de ERC serán sustituidas por Assumpció (Titon) Laïlla, Chakir El Homrani y Magda Casamitjana.

El naufragio del primer intento de investidura de Turull ha provocado que se active la cuenta atrás para pactar definitivamente una investidura antes de que el 22 de mayo termine el plazo de dos meses, ahora ya sí en marcha, y sean convocadas de forma automática nuevas elecciones, que podrían ser el 15 de julio, fecha de que coincide con la final del Mundial de fútbol de Rusia.

El portavoz de JxCat, Eduard Pujol, se comprometió "estirar los brazos tanto como haga falta" para hacer más atractiva la candidatura de Turull para la segunda vuelta de la investidura y reprochó a la CUP su abstención. "La importancia del momento pedía una lectura generosa que hubiera sido vital para plantar cara a quienes nos querrían pequeños. Pero tenemos horas para construir", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios