El Rey pide "potenciar" el papel de España en el mundo frente al terrorismo

  • Durante la celebración de la Pascua Militar, el monarca declara que el Estado debe estar «preparado para afrontar amenazas inciertas».

Comentarios 2

Su Majestad el Rey Don Juan Carlos ha afirmado durante la celebración de la Pascua Militar, que España debe "potenciar" su papel internacional y estar preparada para afrontar "amenazas complejas e inciertas". Según ha destacado el monarca en su discurso, "junto a los riesgos y amenazas tradicionales para la paz y la seguridad, han surgido otros capaces de causar daños indiscriminados", por lo que el Estado debe estar "preparado para afrontar, de manera dinámica, amenazas complejas e inciertas".   

"Debemos seguir alerta, potenciando nuestro papel internacional mediante una eficaz acción exterior y una activa cooperación con otros Estados con los que compartimos intereses comunes", ha planteado ante unos 200 invitados en el Palacio Real, para luego agregar que el modelo de Defensa debe seguir orientado "hacia la seguridad compartida y la defensa colectiva".   

Recuerdo a los caídos

Don Juan Carlos ha tenido un recuerdo para los caídos en el cumplimiento del deber y para las víctimas del terrorismo, al tiempo que destacó el "afán de superación, nivel de eficacia y generosa entrega" de los integrantes de las Fuerzas Armadas. El Rey también ha destacado a "eficacia y responsabilidad" de las tropas españolas en misiones internacionales. Asimismo, ha recordado que durante 2009 tanto él como el Príncipe de Asturias han podido apreciar cómo "se sigue reforzando e impulsando" la operatividad de las Fuerzas Armadas, al tiempo que se incrementa la seguridad de las tropas.  

Además, ha añadido que es importante "afianzar" el modelo de Fuerzas Armadas profesionales, "mejorando de manera continua la formación y las expectativas profesionales", y ha indicado que el objetivo en los programas de armas debe centrarse en obtener las "capacidades adecuadas y la adquisición del desarrollo tecnológico a ellas asociado".   

Sobre la presidencia española de la Unión Europea, el Rey ha señalado que la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y la Política Común de Seguridad y Defensa deben conducir a Europa a "hablar y actuar cada vez más con una sola voz, así como a dar un salto cualitativo en sus capacidades civiles y militares". Todo ello, según ha dicho, profundizando en la relación de España con la ONU la OTAN  

A su juicio, durante esta presidencia España tendrá la responsabilidad de seguir promoviendo los valores que sustentan el proyecto europeo en el ámbito internacional. "En consonancia con las reglas, principios y valores de nuestra Constitución, y que sustentan nuestra convivencia, es preciso seguir fomentando la conciencia y la cultura de seguridad y defensa en nuestra sociedad, como una parte esencial de toda cultura democrática, estrechando los vínculos entre la sociedad española y sus Fuerzas Armadas", ha expuesto.  

 El monarca ha reiterado sus buenas palabras para los militares españoles, quienes "con su buen hacer, impulso decidido y liderazgo, proyectan la imagen de España como gran nación moderna, comprometida con la paz, la democracia, los derechos humanos y la construcción de un mundo mejor".   

Por último, el Rey ha resaltado que durante 2009 fueron aprobadas las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, en un texto que "aúna tradición y modernidad" y que contempla los "requerimientos de una milicia actual, inmersa en un esforzado proceso de permanente renovación".  

Chacón, con traje de chaqueta y patanlón

Doña Sofía, y el Príncipe Felipe acompañado de Doña Letizia. Les recibieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; y la ministra de Defensa, Carme Chacón; y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez.   

La ministra de Defensa volvió a vestir esta mañana un traje de chaqueta y pantalón ancho, en esta ocasión con camisa gris. Fuentes del departamento de Chacón aclararon que este atuendo está totalmente homologado con el protocolo del acto y validado por el protocolo de la Casa Real. Asimismo, aseguraron que con su vestimenta ha querido dar un perfil "profesional y sobrio".   

Después del recibimiento, el Rey pasó revista a la formación de la Guardia Real en la Plaza de la Armería, acompañado por el JEMAD, el Jefe del Cuarto Militar y del Coronel Jefe de la Guardia Real, al mando de la formación. Posteriormente, los Reyes, los Príncipes y el resto de autoridades se dirigieron a la Saleta de Gasparini, donde tuvo lugar el saludo de las diferentes comisiones militares.   

Una vez concluido el saludo, los asistentes se trasladaron al Salón del Trono, donde el Rey impuso condecoraciones a veinte miembros de las Comisiones Militares. Después de esta parte del acto tuvieron lugar los discursos de la ministra de Defensa y del monarca, para pasar después al vino de honor, que fue cerrado a los periodistas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios