Vacaciones en las costas españolas. Destinos elegidos por los políticos españoles

Refugios estivales para políticos

  • El presidente, los ministros y el líder de la oposición optan por descansar en la costa y sobre todo en sus lugares de origen · Algunos de ellos se ven obligados a reducir, posponer o intercalar sus días de asueto

Comentarios 1

La mayoría de los miembros del Gobierno y de los dirigentes políticos han optado un año más por disfrutar de sus vacaciones estivales en las costas españolas, sobre todo en la mediterránea, y en sus lugares de origen.

Éste es el caso del líder de la oposición, Mariano Rajoy, que vuelve a disfrutar de su Galicia natal en vacaciones. Tratará de desconectar del largo año político en tierras gallegas, en concreto en la provincia de Pontevedra, aunque no lo hará del todo porque tiene previsto asistir a algunos actos organizados por su partido. Al igual que Mariano Rajoy los ministros de Cultura, César Antonio Molina, y de Medio Ambiente y Medio Rural, Elena Espinosa, descansan en su también Galicia natal.

Otros ministros que han optado por descansar en su tierra natal son el de Sanidad, Bernat Soria, que lo hace en Alicante desde el martes de la semana pasada, y la de Fomento, Magdalena Álvarez, quien, como hace habitualmente, veranea en a Málaga con su familia y amigos.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, repite este año destino, ya que se trasladó el pasado domingo 3 de agosto, junto a su familia, al Parque Nacional de Doñana (Huelva), después de cerrar su agenda con varias reuniones.

En este lugar, uno de sus preferidos, permanecerá al menos dos semanas, que dedicará a leer y a estar con sus familiares y amigos.

Aunque aún no está confirmado, es previsible que, al igual que hizo el año pasado, el jefe del Ejecutivo aproveche su estancia en Doñana para participar en algún acto del PSOE en Andalucía.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, volverá a descansar este año en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), tras regresar de su cuarto viaje por Latinoamérica.

Pedro Solbes, vicepresidente económico, que sólo disfrutará de diez días, a partir del 15 de agosto, es uno de los pocos miembros del Ejecutivo, junto con Miguel Ángel Moratinos, que desconectará de su rutina en el extranjero; en concreto viajará, como el año pasado, por Europa.

Solbes ha retrasado el inicio de sus vacaciones hasta la celebración del Consejo de Ministros extraordinario del próximo 14 de agosto, en el que se hará un seguimiento de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para paliar la crisis económica.

Este hecho, junto a la asistencia de varios ministros a los Juegos Olímpicos de Pekín, ha obligado a casi todos los miembros del Gobierno a reducir, postergar o intercalar, los días de vacaciones.

Es el caso del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que tuvo que postergar sus vacaciones para asistir la pasada semana, acompañando a los Príncipes de Asturias, a la inauguración de los Juegos Olímpicos y seguir, como un aficionado más durante dos días, la actuación de los deportistas españoles. Posteriormente, volverá a Madrid para asistir a la reunión del Consejo de Ministros del día 14, tras el que se desplazará a Francia con su familia, como hace habitualmente, para disfrutar de unos días de vacaciones.

En la misma situación está la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, quien tras a asistir a los Juegos Olímpicos para animar a los deportistas españoles descansará unos días, como todos los años, en Baleares.

La titular de Defensa, Carme Chacón, tendrá este año unas vacaciones, sin duda, inolvidables, ya que serán las primeras en las que disfrutará de su hijo, Miquel, nacido el pasado mes de mayo.

Pasará con él unos días en una casa de campo de Castilla y León y después permanecerá, durante algo más de una semana, en el archipiélago canario.

Alfredo Pérez Rubalcaba, responsable de Interior, volverá a Asturias para pasar sus vacaciones, que acaba de iniciar esta misma semana y estará allí hasta mediados de mes.

Al sur de la península se desplazarán otros miembros del Gobierno como la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que descansarán unos días en Cádiz.

En el caso de Aído, tiene previsto "perderse" unos días por la montaña, leyendo, y pasar otros días en Cádiz con su familia.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se marchó a pasar sus vacaciones a la Costa Dorada, junto con su familia, aunque no descarta hacer alguna escapada breve por otro punto del territorio nacional.

La titular de Administraciones Públicas, Elena Salgado, disfruta de unos días en la montaña ya que es una gran aficionada al senderismo, aunque no ha querido desvelar el lugar al que acudirá.

Sin embargo, no todos pueden planear unas merecidas vacaciones: la diputada de Unión, Progreso y Democracia en el Congreso, Rosa Díez, no podrá organizar sus vacaciones con la misma tranquilidad que el año pasado, ya que la consecución de un escaño en el Congreso de los Diputados la tendrá ocupada durante todo el verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios