Rajoy tiende la mano a Aguirre y dice que estará en su equipo "si ella quiere"

  • El líder del PP afirma que su filosofía será "integrar a todo el mundo" y desvela que habrá "tres o cuatro vicesecretarios", pero ninguna vicepresidencia · No ve a Aznar ni a Rato tras los movimientos internos

El enfrentamiento entre Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre a cuenta de quién debe liderar el PP los próximos cuatro años, del futuro equipo aún sin desvelar con el que contará el número uno y de la estragegia a seguir parece no haber hecho mella en el líder gallego. Rajoy desveló ayer que tiene la intención de incorporar a la presidenta madrileña a la nueva dirección que salga del cónclave de junio, en la que también estarán el diputado por Valencia, Esteban González Pons, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Rajoy también dijo tener claro quién será su secretario general, aunque eludió desvelar el nombre del elegido, y explicó que del número dos dependerán "tres o cuatro" vicesecretarios. No habrá finalmente vicepresidentes, dijo, desmintiendo así los rumores de las últimas semanas.

"Quiero integrar a todo el mundo, pero también quiero que el partido cada vez se adapte más a la realidad, y a mí me gustaría contar con ella, si es que quiere", dijo Rajoy sobre Aguirre en una entrevista radiofónica. El nombre de Aguirre es así el tercero que el líder del PP menciona como parte de la futura dirección que deberá ser aprobada en el Congreso Nacional, que se celebrará en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio.

Y es que, según el presidente de los populares, Aguirre es "una persona muy importante en el PP, con una trayectoria política importante y con un enorme futuro". "Vamos a hacer un Comité Ejecutivo muy bueno", opinó Rajoy, que dijo que para él la "clave" es estar "convencido" de su proyecto, pese "a los momentos muy duros y difíciles" por los que ha pasado el PP. "Quiero dejar un partido mejor de lo que me han dejado, que era un gran partido", sentenció al tiempo que remarcó que quiere colocar en "el centro" a su partido.

Rajoy, que dijo desconocer si el diputado Juan Costa está recogiendo avales para presentar una candidatura alternativa, expresó su convencimiento de que ni Aznar ni Rato están interviniendo en los movimientos de cara al Congreso del PP, al tiempo que elogió el comportamiento "impecable" del ex presidente. Rajoy se declaró además "dispuesto" a tener una relación "normal" con el Gobierno, siempre que se produzca un "cambio" respecto al principal partido de la oposición, pues, en los últimos cuatro años no ha tenido "voluntad de llegar a entendimientos" en temas de Estado. Lo que sí dijo tener claro es que con el PNV de Ibarretxe es "imposible" llegar a un acuerdo.

Por último, Rajoy reconoció que le han dolido las críticas internas, igual que dijo haber "sentido mucho" la salida de María San Gil. Asimismo, admitió que "algo ha pasado" para que San Gil haya decidido no presentarse a la reelección, pero añadió: "Espero convencerla en el futuro".

Mientras, una docena de líderes regionales se desplazará hoy a Valladolid para arropar a Rajoy en la presentación de su candidatura. Madrid y el País Vasco serán las únicas sin representación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios