"Rajoy no ha cambiado, el que está modificando su estrategia es el Gobierno"

Miguel Arias Cañete, diputado por Madrid que sigue defendiendo los intereses andaluces en la Cámara Baja, se ha posicionado a favor de Mariano Rajoy porque entiende que el actual presidente del PP garantiza la independencia del proyecto político popular. A su juicio, el PP debe mantener sus ideas, pero "cuidando las formas". "Mientras esté Rajoy ningún medio de comunicación marcará la línea política del PP", asegura

-¿Le ha sorprendido cómo se han sucedido los acontecimientos tras anunciar Rajoy que seguiría al frente del PP y que se presentaría a las generales de 2012?

-Después de unas elecciones en las que no ha se obtenido la victoria, el presidente tiene derecho a analizar las causas de esos resultados e introducir los cambios de personas y de estrategia que considere oportunos. Pero sí me ha extrañado mucho que en el Comité Ejecutivo Nacional que hubo inmediatamente después de las elecciones todo el mundo le diera su apoyo a Rajoy, sin excepciones, y después…

-Pero ya se veía venir…

-Sí, pero nadie planteó una alternativa. Por eso me extrañaron algunos descuelgues cuando allí callaron o apoyaron.

-Esperanza Aguirre estaba dispuesta a presentarse incluso antes de las elecciones, ¿no?

-Esperanza Aguirre hizo una gran campaña en las generales. Yo era candidato por Madrid y se volcó con Mariano. Después de las elecciones ha podido extraer sus propias conclusiones. Pero a mí la impresión que me da ahora es que hay mucho ruido y pocas nueces. Mucha gente amagando pero sin presentar candidatura. Si alguien discrepa con la línea de la dirección del partido y considera que está en condiciones de ofrecer un mejor liderazgo y una nueva estrategia política, debe presentarse. Pero en estos momentos se está confundiendo a la militancia con muchos sucesos aislados, pero no se concreta ninguna alternativa. Los militantes del PP tienen derecho a un proceso transparente.

-¿En qué ha basado Rajoy su decisión de continuar al frente del PP tras una derrota electoral?

-Él considera que es el más capaz para afrontar los tiempos complicados que se avecinan: una situación económica muy delicada que no está sabiendo afrontar el Gobierno, un referéndum de autodeterminación en el País Vasco, el problema de la financiación autonómica... En ese contexto de turbulencia él ha considerado que era el más capacitado. Yo conozco a Mariano perfectamente y sé que si él hubiera visto a alguien más idóneo, no hubiera seguido al frente del PP.

-¿Usted cree que Mariano Rajoy continúa al frente del PP para ser el candidato en 2012?

-Nadie asume la dificultad de presidir un partido como el PP simplemente para ejercer la presidencia. Sigue para ser el candidato que intentará ganar en 2012.

-Esperanza Aguirre parece estar esperando la derrota del PP en las próximas citas electorales para solicitar un congreso extraordinario en 2010 o esperar al ordinario de 2011...

-En política todas las posiciones son legítimas siempre que haya una lealtad básica, que consiste en exponer, en primer lugar, los asuntos en los órganos de dirección del partido -el lunes tendremos un comité donde cada uno podrá hablar-. Es raro que haya gente que calle en éstos y manifieste sus posiciones en los medios de comunicación. Eso no es serio ni leal.

-¿Cómo se explica el portazo de María San Gil cuando sus planteamientos están reflejados en la ponencia política?

-Yo a María San Gil la quiero mucho. Hacer política en Andalucía no es lo mismo que hacerla en el País Vasco. Si lo que tiene es un problema de confianza, estoy seguro que la va a recuperar porque Mariano no ha cambiado ni de principios ni tampoco de ideas.

-La ponencia política desde luego muestra que el PP mantiene los principios de San Gil. ¿Cómo es posible que se haya interpretado lo contrario?

-Eso es una probatio diabólica. Mariano Rajoy tiene una trayectoria de cuatro años de defensa de sus principios en solitario contra todos los grupos parlamentarios. No ha cambiado de principios y el tiempo lo demostrará. El que está modificando su estrategia es el Gobierno. Como dice Mariano, si se aproxima a las posiciones del PP no seremos nosotros los que le critiquemos ese cambio de orientación política.

-Defiendo lo que dice Mariano Rajoy: los partidos deben ser independientes de los medios de comunicación. Hay algunos que no están cómodos con la actual dirección y quieren cambiarla. Pero los que la cambian son los militantes de los partidos.

-¿Hay una operación de acoso y derribo?

-Sí, sí, hay medios que han tomado una decisión política y están al servicio del deterioro de la imagen del presidente buscando su desaparición de la vida política. Esa no es la función de un medio de comunicación. Mientras esté Rajoy, las políticas del PP no las van a marcar ningún medio de comunicación por muy poderoso que sea.

-Pero reconocerá que Rajoy sí está buscando una mejor relación con las fuerzas nacionalistas moderadas, tal como hizo Aznar en 1996…

-Con los nacionalistas se puede llegar a muchos acuerdos: en todo lo que no cuestione la Constitución y los principios ideológicos de nuestro partido. Nosotros creemos en la igualdad, en la solidaridad, en la financiación autonómica multilateral, en el agua para todos. En economía, por ejemplo, las diferencias entre el PP, CIU y PNV son muy menores. Podemos llegar a acuerdos también en numerosas políticas sociales. Pero con el referéndum de autodeterminación convocado y con ANV en las instituciones no se puede pactar. Pero podemos buscar un entendimiento como hicimos en 1996 y nadie se rasgó las vestiduras.

-Usted siempre se ha considerado liberal. ¿Está cómodo con la definición del PP como partido de centro reformista?

-Soy una persona de derechas liberal. Nunca he sido demócrata cristiano, ni reformista, ni centrista. El típico pensamiento liberal del siglo XIX: respeto las opiniones de los demás y defiendo las mías con argumentos. Y me gusta sobre todo la libertad.

-¿Usted va a estar en la nueva dirección?

-No tengo la menor idea. Pero sí voy a apoyar a Mariano en el congreso.

-¿Es Gallardón el futuro del PP?

-Ruiz-Gallardón es una persona muy valiosa, como lo son Esperanza Aguirre, Camps o un grupo de jóvenes alcaldes y presidentes de diputación que tenemos actualmente. El PP es un partido vivo, donde la renovación es un hecho. El alcalde de Madrid es un político joven pero con experiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios