Puigdemont marea más la perdiz

  • El ex 'president' se reúne con 25 diputados de JxCAT en Bruselas y sigue sin aclarar cómo intentará ser investido a distancia

  • El TS niega permiso a Junqueras para ir al 'Parlament'

Comentarios 4

El grupo parlamentario de Junts per Catalunya (JxCat) mantiene la incógnita sobre su plan para conseguir que el cesado Carles Puigdemont, huido a Bruselas y con orden de detención en España, sea investido presidente en el Parlamento de Cataluña, ya sea de forma delegada o telemática.

"(El procedimiento) es algo que no vamos a decidir hoy, sino de cara al pleno de final de mes, pero insistir que la única cosa que haremos es aplicar el reglamento para que los diputados puedan ejercer su derecho de votar de nuevo al presidente legítimo", dijo la jefa de campaña Elsa Artadi, que atendió a los medios ayer en Bruselas junto al portavoz Eduard Pujol.

Tanto Puigdemont como los cuatro ex consellers prófugos en Bruselas tienen una orden de detención vigente en España por delitos de rebelión, sedición y malversación, entre otros, debido a su participación en el proceso independentista.

Sobre la legalidad o no de investir al huido Puigdemont sin estar presente, Artadi y Pujol insistieron en que "los únicos" que pueden interpretar el reglamento de la Cámara son su presidente o el pleno y evitaron aclarar si respetarán o no la valoración de los letrados del Parlament.

"Los letrados del Parlament no han hecho ningún informe", señaló Artadi, que dijo "no tener duda" de que esa regulación de la Cámara permite investir a Puigdemont a pesar de no estar presente. "Hay informes que hacen uno u otros y que pueden tener unas opiniones u otras, unas validadas o no por el Tribunal Constitucional", señaló Artadi, restando legitimidad a los mismos.

De cara a la investidura, reclamaron "confianza" a los diputados independentistas para que vuelvan a proclamar al cesado Puigdemont como presidente.

Artadi y Pujol fueron los únicos en dirigirse a la prensa en un encuentro en Bruselas del grupo parlamentario JxCat en el que no faltó ni el propio Puigdemont ni los ex consellers de su candidatura electoral que le acompañan en la capital comunitaria, Lluís Puig y Clara Ponsatí.

Entre la más de veintena de diputados de JxCat que fueron ayer a Bruselas para mantener una "sesión de trabajo" tampoco estuvieron ni los electos encarcelados (Joaquim Forn y Jordi Sánchez), ni tampoco los que no pueden viajar fuera de España (Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Guinó).

A propósito de si reclamarán que Puig y Ponsatí cedan su acta para que corra la lista y haya más diputados con derecho a voto efectivo en el pleno de investidura, Artadi y Pujol se limitaron a señalar que su "voluntad" es que no tengan que hacerlo ni ellos ni tampoco los encarcelados.

Los votos de los ex consellers en Bélgica, así como de los encarcelados, pueden ser claves para conseguir la mayoría suficiente para investir a Puigdemont, la primera opción para JxCat y ERC, que el pasado 21 de diciembre consiguieron mayoría de escaños pero no de votos.

Al ser preguntados los diputados de JxCat sobre si descartan que pueda volver en algún momento Puigdemont antes de final de mes -el pleno de investidura está previsto entre el 29 y el 31 de enero-, Artadi señaló no poder "descartar nada". "Lo que no vamos a hacer es permitir que vuelvan para ir a prisión", añadió Artadi.

En este sentido, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha denegado al ex vicepresident Oriol Junqueras, al ex conseller de Interior Joaquim Forn y al ex líder de la ANC Jordi Sànchez su traslado a una prisión catalana y el permiso para asistir al Parlament para tomar posesión como diputados electos el miércoles próximo, aunque les reconoce el derecho a delegar el voto, posibilidad que tiene que autorizar la Mesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios