La Policía francesa asegura que ETA extorsiona a cientos de empresarios

  • El colectivo de presos de la banda terrorista expulsa a dos 'históricos'

Comentarios 1

La Policía francesa considera que hay cientos de empresarios españoles a los que ETA ha dirigido cartas de extorsión para reclamarles el llamado impuesto revolucionario y asegurar así sus necesidades financieras.

Según reveló ayer el policía antiterrorista francés Jérôme Broglio, un ejemplo de sus gastos es el objetivo de presupuesto fijado en 2004 por la banda terrorista, que ascendió a 2,5 millones de euros. El funcionario policial declaró durante la segunda jornada del juicio a varios presuntos integrantes de la estructura financiera de ETA, que tiene lugar ante el Tribunal Especial de lo Criminal de París.

Broglio intervino en la investigación llevada a cabo tras la detención, el 10 de enero de 2003 en Dax (suroeste), de Ana Miren Alberdi, Carlos Sáez de Eguilaz y Cristina Goiricelaya, que se sientan en el banquillo acusados, entre otros delitos, de extorsión de fondos en banda organizada con fines terroristas.

El policía francés indicó que la táctica de ETA consiste en enviar una primera carta al empresario susceptible de ser extorsionado y pedirle una cifra que oscila entre los 15.000 y los 200.000 euros, según los casos. Si no obtiene el dinero, la banda remite una segunda carta en el que da un plazo de un mes para hacer el pago y, en caso contrario, advierte al empresario de que puede convertirse en objetivo potencial de ETA.

Si tampoco hay pago, la tercera carta subraya de manera explícita la amenaza, consistente en declarar al empresario objetivo concreto de una acción terrorista.

Durey dijo que los pagos se suelen hacer en territorio español a través de un intermediario vinculado a la izquierda abertzale o bien en territorio francés a través de activistas clandestinos del aparato de recaudación, denominado Gezi.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó ayer que la expulsión de los ex dirigentes de ETA José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y Kepa Pikabea del Colectivo de Presos vascos (EPPK), responde al intento de ETA de restablecer la disciplina o "impedir la indisciplina". "Es algo que puede entender todo el mundo y ahí me quedo", señaló el ministro, en alusión a la expulsión por parte del colectivo de presos de ETA de estos dos históricos reclusos de la organización terrorista, que cumplen condena en la cárcel de Logroño, por no someterse a las directrices de esta asociación y adoptar iniciativas de origen particular, según anunciaba el pasado sábado el diario abertzale Gara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios