Piden 15 años para tres mandos por identificar de forma "caprichosa" 30 cadáveres del Yak

  • La Fiscalía solicita cinco años para cada uno por su "ligereza" con la relación de fallecidos

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá entre cuatro años y medio y cinco años de cárcel para los tres mandos militares que supuestamente identificaron erróneamente 30 de los 62 cadáveres de los militares que fallecieron en el accidente del Yak-42 en Trebisonda (Turquía), el 26 de mayo de 2003. En el escrito de acusación presentado ayer ante el juez Fernando Grande-Marlaska, el teniente fiscal Fernando Burgos solicita cinco años de cárcel para el general de Sanidad Vicente Navarro y cuatro y medio para el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez por un delito continuado de falsedad documental.

El fiscal solicita también una multa y una pena de inhabilitación especial para cada uno de los acusados: de 60.000 euros y cinco años para Navarro y de 24.000 euros y cuatro años para Ramírez y Sáez. Burgos reclama indemnizaciones por daños morales de 25.000 euros para cada uno de los cónyuges, hijos y padres de los 30 militares cuyos cuerpos no se identificaron correctamente, cantidad que de no poder asumirla los acusados deberá abonar el Estado en concepto de responsable civil subsidiario.

En su escrito de acusación, el fiscal hace una relación detallada de esos 30 cuerpos y acusa a Navarro de elaborar la lista con los militares muertos y "rellenar" de forma arbitraria y "caprichosa" los espacios en blanco que había en la relación de nombres que correspondían a los de los militares que las autoridades turcas no pudieron identificar. A Ramírez y a Sáez el teniente fiscal les responsabiliza de elaborar un informe de necropsia con 30 identificaciones aleatorias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios