Patxi López ve al País Vasco "huérfano" de liderazgo

  • El secretario general del PSE-PSOE opina que el lehendakari Juan José Ibarretxe "solo está para el monotema y el raca-raca de la hoja de ruta y la consulta".

El secretario general del PSE-PSOE, Patxi López, ha señalado hoy que Euskadi está "huérfana" de dirección y el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "solo está para el monotema y el raca-raca de la hoja de ruta y la consulta", mientras que para los temas que importan se encuentra "apagado y fuera de cobertura".

En un desayuno-coloquio organizado por Fórum Europa, López también ha asegurado que en este momento "no se prevén expectativas de diálogo ni de ningún tipo" con ETA, a pesar de que previamente se había mostrado convencido de que "hoy ese final está más cerca que nunca".

Sobre el que ha llamado "raca-raca" de Ibarretxe, López se ha reafirmado en que el lehendakari "no busca el acuerdo, sino escenificar con fines electorales el choque de locomotoras" y "provocar un choque de legitimidades".

En cuanto a la consulta del 25 de octubre propuesta por el lehendakari, se ha mostrado confiado en que no se celebrará porque "no es legal, ni legítima, ni posible", y ha considerado que el Estado de Derecho tiene "recursos suficientes para impedir" una "ilegalidad", "ridícula" e "innecesaria".

Tras mostrarse "seguro" de que será el próximo lehendakari del Gobierno vasco, se ha comprometido a convocar a todos los partidos para buscar un acuerdo que garantice la convivencia -se "trataría de un pacto entre diferentes", ha dicho-, y ha insistido en que tiene la "mano permanentemente tendida para el diálogo".

A su juicio, el gobierno de Euskadi se encuentra "caducado, sin ideas, sin proyecto de país y sin liderazgo".

"Han dejado a Euskadi huérfana de dirección política", y "no sabemos quién gobierna el país", por lo que "los socialistas vascos han tenido que asumir las responsabilidades", ya que sin su "concurso, hubiera sido una legislatura perdida", ha añadido.

López ha acusado al actual Gobierno de conducir al País Vasco a "un callejón sin salida" con una "política obtusa e irresponsable impulsada sólo por sus obsesiones y no por el interés general".

Por ello, les ha acusado de "un falso victimismo", de "jugar a la confrontación" y de mantener "permanente los bloque enfrentados" y "hacer política desde las trincheras para obtener beneficios electorales".

Entre las obsesiones que atribuye a Ibarretxe está la consulta popular y ha insistido en que "no hace falta" preguntar a los ciudadanos "si están hartos de ETA", ya que "cualquier político responsable debería tener muy claro cuál es la respuesta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios