El Parlamento vasco acusa al Gobierno de "amparar" torturas

  • PP y PSE consideran "obscena" e "indecente" la denuncia de PNV, PCTV, EB y Aralar

El Parlamento vasco aprobó ayer, con los votos a favor de todos los grupos de la Cámara salvo PP y PSE, un texto en el que acusa al Gobierno de "amparar" a los ocho agentes de la guardia civil acusados de torturar a los etarras Igor Portu y Martín Sarasola.

La propuesta fue aprobada en el pleno de la Cámara vasca después de que Aralar, el grupo proponente, se negara a acceder a la petición del PSE de que la retirara en atención al "excepcional momento" que se vive en Álava, después del atentado del miércoles contra la casa cuartel de Legutiano que constó la vida al guardia civil Juan Manuel Piñuel. Finalmente el texto se debatió y salió adelante con los votos de PNV, EA, EB, PCTV y Aralar.

La iniciativa reprueba "el amparo" concedido por el Ejecutivo central a los ocho guardias civiles denunciados por supuestas torturas a los miembros de ETA Igor Portu y Martín Sarasola, dos de los presuntos autores del atentado de la T-4, detenidos en enero en Mondragón. Además, insta al Gobierno a que abra una investigación interna, simultáneamente a la judicial, "con el fin de aclarar lo sucedido en este caso".

Socialistas y populares no se amilanaron ante el aluvión de criticas de las fuerzas nacionalistas. El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, lamentó la "triste imagen de división" de la Cámara de Vitoria apenas un día después de los homenajes unitarios a las víctimas del atentado y calificó de "obscena" la denuncia de los nacionalistas cuando "aún tenemos a las puertas del Parlamento la fotografía del último asesinado por ETA".

Carmelo Urquijo (PP) acusó a Aralar de no haber tenido la "decencia" de retirar el texto, que tachó de "soberano despropósito" en estos momentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios