Luis Yáñez considera una "torpeza" de Cuba no permitirle entrar en la isla

  • El europarlamentario insiste en que no tenía ninguna "agenda" en su desplazamiento, pero ha añadido que "como ciudadano libre podía ver a quien quisiera durante su viaje.

Comentarios 15

El eurodiputado socialista español Luis Yáñez ha asegurado que considera una "torpeza" y un "error" de las autoridades cubanas no haberle permitido entrar en la isla cuando viajaba en calidad de turista junto a su esposa, Carmen Hermosín. Yáñez ha afirmado que en el momento de prohibirle la entrada no le dieron ninguna explicación y que en las horas transcurridas desde el incidente nadie del Gobierno cubano se ha puesto en contacto con él.

El eurodiputado explicó que el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, le ha trasladado las explicaciones del embajador de Cuba, Alejandro González Galiano, que calificó el viaje de "no inocente", ante lo que Yáñez ha replicado que "no sabía que un viaje privado de descanso de un diputado del Parlamento Europeo pudiera afectar a la seguridad nacional y la defensa de la soberanía de Cuba".

El europarlamentario ha afirmado también que no tenía preparada ninguna "agenda" en su desplazamiento, previsto del 3 al 8 de enero, y con "intención privada", pero ha añadido que "como ciudadano libre que vive en un país democrático no me autocensuraba para ver a quién quisiera ver en Cuba, con los únicos límites de que si esas personas eran del ámbito político no fueran personas radicales y sí partidarias del diálogo y la reconciliación nacional, demócratas, en una palabra".

Yáñez, que agradeció al PSOE y al Gobierno español el apoyo que le han prestado, quiso mostrar su respaldo a los esfuerzos del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para abrir una nueva etapa en la relación de España y la UE con Cuba, en la que espera que no influya este incidente. En este sentido, destacó que la posición común de la UE, aprobada en 1996, se ha quedado obsoleta y merece ser revisada, por lo que apuesta por "una nueva etapa de diálogo con Cuba para encontrar posiciones comunes que permitan una relación estable con perspectivas de futuro".

Yáñez, a quien se le prohibió en 2008 entrar en Cuba para asistir a un congreso del grupo disidente "Arco Progresista", ha negado tener "fijación" con Cuba, y ha resaltado que una de sus tareas como eurodiputado es interesarse por los derechos humanos en América Latina. El eurodiputado socialista, que espera que su protagonismo debido a este incidente sea "efímero", ha asegurado que no tenía ninguna constancia, ni verbal ni escrita, de tener prohibida la entrada en Cuba ni de estar en ninguna "lista negra", a pesar de lo cual no va a intentar en un futuro próximo volver a la isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios