Llamazares propone reformar la Junta Electoral Central para dotarla de "pluralismo e independencia"

  • Asegura que los ciudadanos tienen en sus manos darle la "llave del Gobierno" a CiU o a IU, que no descarta tener ministros.

Comentarios 1

El candidato de Izquierda Unida (IU) a la presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, afirmó hoy que si tiene la "oportunidad de incidir" en las políticas de cambio del país, cambiará la Junta Electoral Central. "No puede ser un órgano voluntario al que va un miembro del Supremo porque le gusta, sino que tiene que tener criterios de pluralismo e independencia que hoy por hoy brillan por su ausencia", señaló.

  Durante su intervención en un Desayuno del Fórum Europa, insistió en que IU quiere ser una formación "decisiva" en la próxima legislatura, debido a que están "convencidos de que no hay que quedarse en una reforma light" y los ciudadanos se merecen la "oportunidad de un cambio de izquierdas en España, aunque sean muchos sus adversarios".

  A este respecto, explicó que IU se plantea que la decisión de formar parte de un hipotético Gobierno no está "en manos únicamente de Zapatero, sino que está en manos de los ciudadanos, que pueden elegir entre darle la llave del próximo Gobierno a CiU -clerical y conservadora- o a IU".

  Así, el candidato destacó que si los ciudadanos les dan "fuerza para ello", la coalición va a negociar su programa político, y dependiendo del "grado de compromiso", ese será su grado de participación en la gestión, "porque así es en democracia".

  "IU no tiene ningún estigma para poder participar en el Gobierno. Si hay contenidos de cambio, puede haber ministros y ministras de IU. No veo ninguna dificultad para ello, y le podrá gustar más o menos al señor Zapatero y al PSOE, pero serán los ciudadanos quienes lo determinen con su voto", argumentó. DEBATES BIPARTIDISTAS

  Por otro lado, criticó duramente la celebración de debates bipartidistas que sólo cuentan con la participación de los candidatos de PSOE y PP. En su opinión, IU en estos momentos es también la lucha por el pluralismo político, que está "sufriendo un ataque sin precedentes".

  Llamazares denunció la existencia de un "bipartidismo en blanco y negro, que tiende al gris", e insistió en que por eso es importante que IU logre un resultado que la convierta en "una fuerza decisiva para el cambio de izquierdas". Además, destacó que lo que el PSOE "dice por lo bajo a quien quiere oírle es que por lo que está luchando en estos momentos es por la mayoría absoluta, puesto que tiene garantizado el resultado electoral".

  Según dijo, es el intento de "acumular los votos en dos partidos, de convertir la democracia pluralista española en una democracia presidencial, un intento de cegar el pluralismo y limitar los cambios". Agregó que el bipartidismo es una "restricción de la deliberación entre fuerzas políticas".

  "Se hace aparecer un empate técnico cuando se sabe que hay mayoría del PSOE, pretendiendo así dramatizar para llegar a una mayoría absoluta. Que la gente vote lo que quiera, pero el voto más útil para el cambio de izquierdas es IU. La lucha de IU contra el bipartidismo va más allá de la propia IU, y va en favor de un sistema político rico y pluralista", aseveró.

  En este sentido, resaltó que la "mordaza del cambio de izquierdas no es el PP, sino la amenaza del bipartidismo". A su juicio, lo más preocupante de los debates previstos entre PSOE y PP es que sean bipartidistas, lo cual es una "perversión del sistema político, un intento de emular al sistema estadounidense" puesto que "se falsea la realidad política del país".

  Preguntado sobre las propuestas fiscales de IU, apuntó que no están de acuerdo con la supresión de impuestos y planteó que España es uno de los países con menor presión fiscal efectiva de la UE. Por eso, abogó por luchar contra el fraude fiscal, recuperar la progresividad y plantearse nuevos impuestos.

  Llamazares, quien se refirió a IU como una "fuerza seria, que no triste", destacó que IU-ICV está detrás "de lo mejor" de esta legislatura, y aseguró que allí donde no han estado ellos ha estado "lo peor y lo más regresivo".

  Así, subrayó que IU ha aportado "firmeza" frente a un derecha que "todavía no ha aceptado el resultado electoral, para abordar los grandes temas de Estado, y con los pies en el suelo para mejorar la vida de los ciudadanos, la democracia y las libertades"-

  "Con un Gobierno del PSOE en mayoría absoluta o con el apoyo de la derecha nacionalista de CiU no hubiera habido Ley de Dependencia, ni otras muchas cosas, como avances en los derechos civiles, ley de matrimonios homosexuales, ley de igualdad o la ley que limita la subcontratación en la construcción", planteó.

  Para Llamazares, "lo mejor del corazón social y del alma de los derechos civiles ha sido con el marchamo de IU", mientras que dijo que lo peor de la legislatura es que es que todavía debe avanzarse "en libertad e igualdad, ya que el PSOE ha dejado al margen el cambio social y la redistribución". Afirmó que el PSOE ha tenido una "sensibilidad social cicatera, sólo intervenida por el mundo sindical y por IU".

  "La principal deuda pendiente del PSOE es el cambio social, en relación también a la democratización de la economía. El PSOE no puede estar contento de esto. Se agota el actual modelo de desarrollo y hay que cambiarlo por otro sostenible, y hay que centrar la próxima legislatura en el cambio social. proponemos una ley de convergencia que permita año a año converger con la UE", expuso.

  Asimismo, el candidato afirmó que hay una pérdida de "vitalidad" de la democracia y un debilitamiento del movimiento social, por lo que hay que "abordar la reforma del sistema electoral por injusto y anticonstitucional". Apostó por modificar la Ley de Secretos Oficiales y por que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) dependa de Presidencia y no del Ministerio de Defensa.

  Propuso una ley de democracia participativa, un código ético para los cargos públicos, legislar las incompatibilidades de los cargos públicos, reformar en profundidad la Justicia, avanzar en la aconfesionalidad del Estado y poner en marcha un Consejo de la Comunicación que establezca "restricciones al cuarto poder"

  Además, coincidió con el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra que el centro político no existe. "Otra cosa es que los partidos en campaña electoral giren a la derecha y otros a la izquierda en busca de votos. Ver al PP como el partido de los currantes no deja de ser un estímulo", apuntó.

  Por último, sobre política antiterrorista, consideró que siempre "beneficia" a quien tiene en sus manos Interior y el Gobierno, "con la excepción del 11-M", y añadió que IU ha sido "responsable y leal" en esta materia esta legislatura y defiende que la política antiterrorista sea "individual, proporcional y sin atajos".

  En su opinión, lo que hay que decirles a los ciudadanos es "en qué condiciones se haría ese contacto del que habla Rajoy, o una negociación". "Eso sí, para poder hablar es necesario que quede algún interlocutor", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios