Llamazares y Aguilar firman un manifiesto que apoya la "refundación" de IU

  • Los dirigentes que han elaborado el manifiesto analizan su relación con el PSOE, un "problema" que debe generar una "estrategia de medio y largo plazo"

Comentarios 1

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, y la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, figuran en la lista de firmas de un documento interno que sostiene la "necesidad de dar por cerrado" el actual ciclo de la federación y apuesta por iniciar un proceso para la "refundación". Ambos, junto a la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, han suscrito el Manifiesto por un proceso constituyente.

El texto reconoce que el "pésimo resultado electoral" de la formación en las pasadas elecciones generales exige "una reflexión profunda" sobre la actual situación. Según el manifiesto, el "desastre sin paliativos" de los comicios del 9-M se debe, entre otros factores, a la "dinámica bipartidista", el actual sistema electoral, "la tendencia al voto útil", "la atonía de la movilización social de izquierdas" y los "conflictos internos" de IU. Los dirigentes firmantes reconocen que la federación conoce "mal" la sociedad actual y sus demandas y dicen que han sido "temerosos a la hora de hacer el esfuerzo del cambio y modernización". "No hemos sacado conclusiones adecuadas de los cambios estructurales que han ocurrido en España en los últimos diez años", afirman en el documento, además de declarar: "Reconozcamos que no conocemos bien nuestro país". También lamentan que han dicho "mucho y hecho poco" en relación con la "feminización" de la formación.

Los dirigentes que han elaborado el manifiesto analizan su relación con el PSOE, un "problema" que debe generar una "estrategia de medio y largo plazo". Sobre este tema, agregan que se tiene que "desterrar para siempre la relación de amor y odio" con el PSOE para mantener "una relación de tú a tú". "Nos es problema de perfil, es de identidad. Pensamos que IU arrastra un problema de identidad, esto es, de poder ser explicado en términos de lo que Izquierda Unida es, no de lo que propone o representa", añaden. Reflexionan en el documento que a la formación le ha perjudicado "seriamente" la percepción de bronca interna "inacabable", por lo que será "esencial" solventar el "agujero del conflicto interno" para recuperar "crédito y confianza".

El manifiesto propone una "Carta del funcionamiento interno", que supondría un acuerdo que regule los conflictos y "convierta a IU en una organización atractiva", La solución a los problemas, se recoge en el texto, "vendrá de una reflexión en positivo que coloque la política en mayúsculas en el primer plano".

No obstante, el grupo que apoya esta iniciativa cree que "no se trata de partir de cero" y piensan que la IX Asamblea, que se celebrará en el mes de octubre, "debe significar el punto de arranque de este ilusionante proyecto y debe asegurar un grado de compromiso interno que facilite este impulso y una dirección amplia de este proceso". "Debemos construir una formación política plenamente autónoma con una propuesta, un discurso y un perfil propio. Una organización que entienda, además, que nuestro espacio no es, simplemente, la corrección por la izquierda de la socialdemocracia o un espacio equidistante entre el PP y el PSOE", resumen los dirigentes.

En este sentido, proclaman que el cambio "debe ir mucho más allá de una simple enumeración retórica de palabras". Apuestan por una nueva manera de gestionar la dirección de IU: "máxima responsabilidad, direcciones colegiadas, transparencia organizativa". El documento recoge también las 31 medidas principales propuestas por la federación durante la pasada campaña electoral.

Acompañan a Llamazares, Aguilar y Sabanés en la firma los responsables de Política Institucional, Félix Taberna, de Política Municipal y Autonómica, Montserrat Muñoz, y de Economía e Inmigración, Javier Alcázar, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios