'Kantauri', condenado a 47 años por atentar contra el cuartel de la Guardia Civil en Lloido

  • La Audiencia Nacional condenó hoy a 47 años de cárcel al dirigente de ETA José Javier Arizcuren Ruiz, alias 'Kantauri', por el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Llodio (Álava) en 1985.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia le condena por un delito de atentado, uno de asesinato frustrado y seis delitos de detención ilegal. La condena es muy inferior a la que exigía la Fiscalía, que pidió una pena de 121 años de prisión.

 'Kantauri', era por aquel entonces miembro del 'comando Araba' junto a Juan Carlos Arruti y José Angel Viguri, y la sentencia considera probado que planeó colocar los artefactos explosivos que habrían de estallar a la hora en la que habitualmente salía una patrulla del cuartel en dirección a la localidad de Areta (Álava), en la madrugada del 1 al 2 de la mayo 1985. 

  Los etarras prepararon tres cajas metálicas en las que introdujeron artefactos de 50 kilos de dinamita 'Goma 2', además de metralla consistente en tornillos. Luego robaron un coche que estacionaron en las cercanías del cuartel cargado con los explosivos con la intención de hacerlos explotar en le momento que saliera la patrulla. 

  Algo que finalmente no ocurrió, pero los etarras aprovecharon la mínima ocasión que encontraron para matar, y en cuanto vieron un vehículo de la Guardia Civil haciendo maniobras a las puertas del cuartel detonaron el coche bomba, sin causar heridas a ninguno de los ocupantes del coche de la Benemérita "gracias al blindaje" del vehículo. Los etarras estaban vigilando la puerta del cuartel desde una casa cercana para lo que retuvieron contra su voluntad a la familia que la habitaba, de ahí la condena por los seis delitos de detención ilegal.

  Además, también hoy las autoridades francesas entregaron a España al presunto miembro de ETA Miguel María Ibañes Oteiza, acusado del asesinato del empresario guipuzcoana Francisco Javier Zabaleta. Ibañes Oteiza, que huyó de España en 1989 tras la desarticulación del 'comando Eibar' y fue detenido en Francia en marzo del año pasado, está reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que dirige Baltasar Garzón, por atentado terrorista e integración en banda armada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios