Jueces y fiscales sufren ataques y sabotajes en sus casas en Cataluña

  • Catalá denuncia pintadas, atentados contra el patrimonio y cortes del suministro eléctrico

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ayer en la sesión de control. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ayer en la sesión de control.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ayer en la sesión de control. / Emilio Naranjo / Efe

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró ayer que se están produciendo pintadas, atentados contra el patrimonio y hasta cortes de suministro eléctrico en domicilios de jueces y fiscales en Cataluña, los últimos este fin de semana.

Catalá hizo estas afirmaciones en su respuesta en el pleno del Congreso a una interpelación del parlamentario del PDeCAT Jordi Xuclá, quien le emplazó a pedir perdón por el uso de "las porras" en la jornada del referéndum ilegal del 1-O.

Para el ministro, quienes deben pedir perdón son aquellos que han alimentado "la confrontación social y el conflicto" y quienes parece que no quieren vivir en libertad y democracia, sino que viven "cómodamente en una sociedad que amenaza, coacciona y limita los derechos de los discrepantes".

"No conozco a ningún constitucionalista que haya ido a amenazar, a coaccionar o a pintar la fachada de ningún independentista. Y sí a muchos independentistas que han hecho escraches a los jueces, pintadas en los comercios y en las viviendas y cortar los suministros de energía a servidores públicos como jueces y fiscales", manifestó.

Fuentes del Ministerio han precisado a Efe que ese tipo de ataques se suceden con pintadas en las puertas o en las fachadas de los domicilios aunque las víctimas no lo hayan hecho público.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, reveló ayer que varios jueces destinados en Cataluña han pedido su traslado por la "situación de tensión personal" que se ha desencadenado por el proceso independentista.

Sin ir más lejos, unos desconocidos irrumpieron este fin de semana en la segunda residencia que la fiscal jefa de Barcelona, Ana María Magaldi, tiene en un pueblo del Pirineo y le cortaron la calefacción y desconectaron la antena de televisión, tras forzar el trastero donde se encontraba la caldera de la vivienda.

Según informaron a la agencia Efe fuentes cercanas al caso, la fiscal ha presentado una denuncia al respecto, que está siendo investigada por los Mossos d'Esquadra.

Los intrusos se limitaron a causar daños en el sistema de calefacción, el riego por aspersión y los cables de la televisión, sin llevarse nada del domicilio, por lo que se investiga si el allanamiento de la segunda residencia de Magaldi pueda estar vinculado al papel de la Fiscalía en el proceso independentista, añadieron las mismas fuentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios