Interior admite "objetivos cuantitativos" en la detención de 'sin papeles'

  • Rubalcaba confirma que la Policía debe efectuar un mínimo de detenciones de extranjeros para frenar la delincuencia

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que existen "objetivos cuantitativos" en detención de inmigrantes, confirmando así la orden interna distribuida por comisarías de Madrid marcando un cupo semanal de extranjeros en situación irregular para ser detenidos.

Una nota interna de la comisaría de Villa de Vallecas, en Madrid, recogía la siguiente instrucción: "Extranjeros: en base a la población de cada distrito, hay que hacer un número de detenidos. Villa Vallecas, objetivo = 35. Si no los hay, se va a buscarlos fuera del distrito". Por esta información que salió el domingo a la luz fue interrogado ayer Rubalcaba, que señaló que "la Policía cumple estrictamente la ley", aunque al tiempo reconoció que ese Cuerpo "tiene objetivos cuantitativos aplicados, por ejemplo, cuando aumenta la delincuencia en un barrio concreto en el que se toman medidas especiales".

Sin embargo, el titular de Interior no hizo referencia a la parte de la orden en la que se insta a los policías a salir de su distrito para cumplir el cupo de detenciones en el caso de que ese número no se pueda alcanzar en el propio. Rubalcaba tampoco aludió a la instrucción que se da a los policías de colocar a los marroquíes en situación preferente en el momento de pedir el ingreso en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), ya que resulta más barato repatriarlos que a otros irregulares latinoamericanos.

La Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados en España pidió al Gobierno que termine con las "políticas represivas y discriminatorias" de la Policía.

El portavoz de SOS Racismo, Javier Ramírez, denunció que la persecución policial de inmigrantes genera desconfianza de los extranjeros hacia las instituciones públicas.

Desde la embajada de Marruecos en España advirtieron que las instrucciones que reciben los agentes están generando "miedo y temor" entre el colectivo marroquí en España.

Todos los sindicatos policiales coinciden en señalar a Interior como el principal origen de las polémicas instrucciones de la Policía para detener a inmigrantes con el afán de "manipular" las cifras de delincuencia que luego presenta públicamente.

Para la Confederación Española de Policía, las instrucciones de Interior suponen "una asfixiante presión estadística" para los agentes, que terminan atendiendo al cumplimiento de esos objetivos en lugar de mejorar "cualitativamente" la seguridad ciudadana. El SUP advierte que "la Policía está trabajando una ciencia ficción porque es la mentira de la justificación de la estadística".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios