Caso Lezo

Recado de Aguirre a González: "La confianza está bien, el control mejor"

  • Los dos ex presidentes madrileños comparecen sucesivamente en la comisión sobre corrupción de la Asamblea regional.

Comentarios 1

La ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre aseguró este viernes que se ha sentido defraudada con su sucesor, Ignacio González, y, parafraseando a Lenin, dijo estar de acuerdo en su frase: "La confianza está bien, pero el control está mejor".

"Asumo la responsabilidad política de todo esto", subrayó la ex dirigente popular en su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid, que tuvo lugar después de la del que fuera su mano derecha, con quien no llegó a coincidir.

Ambos estaban citados para informar sobre la construcción en 2007 de un campo de golf en terrenos propiedad del Canal de Isabel II, cuando Aguirre era presidenta regional y González vicepresidente regional y presidente de la empresa pública madrileña.

El juez del caso Lezo eleva a 1,2 millones de euros el importe total de comisiones ilegales que los investigados pudieron obtener a costa del erario en el contrato para la construcción y gestión de este campo de golf.

Además, sostiene que Ignacio González se concertó con otros investigados, entre ellos su hermano Pablo, "para lograr que el contrato" recayera en la constructora ACS en unas condiciones económicas "perjudiciales" para la Comunidad de Madrid.

Aguirre indicó que la conversación del hermano de Ignacio González en la que reconoce el cobro de comisiones fue "el determinante para ella" para perder la confianza en su mano derecha. "La confianza está bien pero el control está mejor", dijo Aguirre parafraseando a Lenin, al tiempo que consideró que "la gente confiada es la gente buena".

Además, comentó que supo que la familia de Ignacio González integraba la empresa que construyó parte del campo de golf y después llevó la gestión de los mismos por una publicación de la revista Tiempo, algo de lo que no se considera responsable.

"La culpa invigilando" e "ineligendo", insistió, ya la ha asumido por no haber vigilado a Ignacio González y Francisco Granados, dos cargos de su confianza que han estado en prisión preventiva por sus implicaciones en los casos Lezo y Púnica.

Aguirre remarcó que el proyecto de la construcción de un campo de golf en los terrenos del Canal en el madrileño distrito de Chamberí fue idea suya porque lo vio "en un viaje Tokio" y "en las películas". "Máteme pero fue idea mía", le dijo al diputado de Ciudadanos César Zafra.

A diferencia de Aguirre, González apenas habló en su comparecencia al alegar que los asuntos por los que le preguntaron los diputados forman parte del caso Lezo, donde está siendo investigado. "Tengo que actuar ante los tribunales y no aquí", señaló.

Con todo, sostuvo respecto a Lezo que no tiene "nada que esconder ni en este caso ni en ningún otro". "En mi vida seguramente habré hecho cosas buenas, malas o regulares, pero le aseguro que no he hecho nunca nada con ánimo de beneficio personal o torticero para mí y mucho menos para mi familia", manifestó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios