Herrero alega que viajó a Venezuela como "invitado", no de observador

  • Mayor Oreja considera "vergonzosa" la reacción del PSOE ante la expulsión

El eurodiputado del PP Luis Herrero dijo ayer, a su llegada a Madrid tras ser expulsado de Caracas por el Gobierno venezolano, que su presencia en ese país no era como observador internacional sino en calidad de invitado de la oposición y que, por tanto, tenía "plena capacidad para opinar" sobre lo que podía ver y oír.

En declaraciones a los medios a su llegada al aeropuerto de Barajas, Herrero replicó así a la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, quien afirmó que "los observadores internacionales no pueden intervenir durante un proceso electoral".

El eurodiputado insistió en que lo que contempló le pareció "absolutamente impresentable", y lo dirá aquí y "donde haga falta". Herrero añadió que no se arrepiente "absolutamente de nada" de lo que ha dicho y no le quita "ni una coma" y, además, le parecería "una falta de principios mantener una equidistancia formal con una persona que está arrasando con las libertades de los ciudadanos", en referencia al presidente venezolano, Hugo Chávez.

A la pregunta de si se sintió respaldado por la Embajada española, Herrero reiteró que no puede responder a esa cuestión desde el momento en que estuvo incomunicado, le quitaron el móvil y le embarcaron sin conocer su destino y no tenía "ni la más remota idea de lo que estaba pasando en el mundo exterior".

No obstante, ha comentado que, a partir de lo que ha hablado con el eurodiputado Carlos Iturgaiz y el resto de eurodiputados del PP que se han quedado en Caracas, parece que "no se han portado muy bien y nadie de la Embajada ha ido a estar con ellos".

Más contundente se mostró el cabeza de lista del PP para las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, quien aseguró que "provoca auténtica vergüenza" la reacción del PSOE ante la expulsión de Venezuela del eurodiputado popular.

La Embajada de Venezuela en Madrid emitió ayer un comunicado oficial en el que asegura que la presencia de Herrero en el país americano era "un factor de desestabilización" de cara al referendo que se celebró ayer en Venezuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios