La Guardia Civil sigue estrechando el cerco

  • El instituto armado envía un informe a la Fiscalía sobre la conexión entre ANV y Batasuna

Las fiscalías de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo recibieron ayer un informe de la Guardia Civil con un listado de cuentas corrientes de dirigentes de la ilegalizada Batasuna en los que se habrían realizado ingresos procedentes de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), que tienen representación en ayuntamientos y en el Parlamento de Vitoria, de donde obtienen fondos que habrían traspasado a dirigentes abertzales como Joseba Permach o Marijé Fullaondo, ambos encarcelados por pertenencia a Batasuna.

Según fuentes de la fiscalía, esta transferencia de fondos puede convertirse en una prueba importante para demostrar las relaciones entre Batasuna y ANV y el PCTV que puede servir tanto para que desde la Audiencia Nacional el juez Baltasar Garzón decrete la suspensión de actividades de los dos grupos como sucesores de Batasuna, o para que desde la Fiscalía General del Estado se inste a su ilegalización en aplicación de la Ley de Partidos.

La investigación de la Guardia Civil ha tenido como punto de partida la documentación incautada durante los registros que siguieron a la detención de los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna, el pasado mes de octubre, y la más reciente de Marijé Fullaondo, de quien en su auto de prisión el juez Garzón afirmaba que estaba contratada y cobraba su sueldo del PCTV y que también los dirigentes de ANV le rendían cuentas.

Los resultados de esta investigación formarán parte del informe definitivo que esperan tanto el juez Garzón como el Tribunal Supremo y al que deben añadirse otras pesquisas de la propia Guardia Civil y de la Policía Nacional que demuestren la vinculación entre estas fuerzas radicales.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al ser preguntada ayer sobre si tras este informe el Gobierno iniciaría los trámites para la ilegalización de ANV, afirmó que por el momento "no hay ninguna novedad" y subrayó que el Ejecutivo "sigue trabajando y esta haciendo un seguimiento muy atento de esa situación con rigor y profesionalidad".

Con relación a ETA, la portavoz del Gobierno eludió valorar la posibilidad de que la banda terrorista cuente con una estructura estable en Madrid, después de que se conocieran las intenciones de los integrantes del "comando especial" de ETA de atentar en el centro de la capital.

Tampoco quiso referirse a la forma en la que se verificó el alto el fuego después de que se conociera que ETA comenzó a preparar el atentado la T-4 desde el mismo momento en que Zapatero autorizó las conversaciones de paz. De la Vega insistió en que "la política antiterrorista es la misma que todos los gobiernos de la democracia, la de acabar con ETA", y dijo que el Gobierno "en ningún momento ha bajado la guardia" en su lucha contra la banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios