La Guardia Civil añade cinco nombres a la lista de terroristas más buscados

  • Entre las nuevas identidades se encuentra Aitzol Iriondo, del que se cree que era el tercer etarra presente en Capbreton y que dio la orden de asesinar a los agentes Raúl Centeno y Fernando Trapero

Comentarios 9

Cinco nuevos nombres se suman a la lista de terroristas más buscados de la Guardia Civil. Se trata de los etarras Agurne Salterain, Eider Uruburu, Jurdan Martitegi, Oroitz Aldecoa y Aitzol Iriondo. Este último es uno de los lugartenientes del actual jefe de los comandos de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, y podría ser el tercer etarra que el pasado 1 de diciembre acribilló a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en la localidad francesa de Capbreton y que, a diferencia de los otros dos asesinos ya detenidos, Saioa Sánchez y Asier Bengoa, logró huir tras el atentado.

El Servicio de Información de la Guardia Civil sumó estas cinco caras a la lista de los terroristas más buscados y entre ellos están algunos de los miembros de ETA más activos en los últimos tiempos. El más destacado es Iriondo, lugarteniente de Txeroki y uno de los principales dirigentes el aparato militar de la banda terrorista junto con su superior y con Francisco Javier López Peña, alias Thierry.

A Iriondo, natural de San Sebastián y procedente de la kale borroka, se le atribuyen varios atentados y todo indica que podría ser el tercer etarra que huyó tras el asesinato los dos guardias civiles en Francia, aunque no existen pruebas concluyentes en este sentido.

Donde no hay dudas sobre su participación es en la colocación, el pasado mes de septiembre, de un coche-bomba frente a la Delegación del Ministerio de Defensa en Logroño. Iriondo fue identificado por la Ertzaintza al encontrarse un cabello suyo en el vehículo que fue desactivado por los Tedax y no llegó a explotar.

Dos de las cinco caras nuevas en la lista de los más buscados son pareja. Se trata de Agurne Salterain y Oroitz Aldecoa, en paradero desconocido desde la detención del miembro liberado de ETA Gorka Lupiañez Mintegi el pasado 6 de diciembre en Berriz (Vizcaya). Los dos habrían compartido piso y colaborado con Lupiañez mientras éste intentaba montar una infraestructura de zulos, armas y colaboradores en el País Vasco para dar apoyo a los comandos de ETA y es muy posible que tras la detención cruzaran la frontera con Francia para sumarse al grupo de liberados de la banda terrorista.

Jurdan Martitegi está huido desde hace un año y es, junto su compañero del comando Vizcaya Arkaitz Goikoetxea, el presunto autor de varias acciones perpetradas por ETA en los últimos meses en Vizcaya y Guipúzcoa. Entre ellas estaría el atentado con bomba-trampa del pasado 11 de noviembre en los juzgados de Guecho (Vizcaya) que causó heridas de gravedad a un ertzaina cuando manipulaba el detonador de uno de los dos artefactos colocados por la banda.

Martitegi también procede de la cantera de ETA y ya ha sido detenido en otras dos ocasiones por actos de terrorismo callejero. La primera de ellas en 1997, por participación en desórdenes públicos, y la segunda en 2000, por el ataque a una sucursal bancaria de Galdácano. También se le imputa el incendio de un concesionario de automóviles en Iurreta, en enero de 2000.

La quinta de las incorporaciones a la lista de los etarras más buscados es Eider Uruburu Zabaleta, condenada a un año de cárcel por corear consignas en favor de ETA, y que podría haber adquirido notable protagonismo en la dirección de la banda terrorista, pero se desconocen más datos dentro de su trayectoria en la banda, aunque las Fuerzas de Seguridad le otorgan un papel relevante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios