El Gobierno vasco avanza hacia la consulta con una ley en la nevera

  • El tripartito ultima un proyecto que "dé seguridad jurídica y política" al referéndum planteado por Ibarretxe

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, confirmó ayer lo que ya se venía apuntando en los últimos días: el tripartito se encuentra redactando un proyecto de ley que regulará la consulta prevista en la hoja de ruta del lehendakari, Juan José Ibarretxe. Una consulta que tendrá dos preguntas, una sobre el "principio ético y otra sobre el principio democrático".

Según Azkarate, ya que desde el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no están dispuestos a firmar", ni "a adquirir los compromisos que en su día estuvieron dispuestos a firmar el año 2006 en Loyola (Guipúzcoa)" y dado que "está claro que la sociedad rechaza la violencia, pero también pide soluciones" y "propuestas encima de la mesa para marcar un camino para continuar hacia adelante", el Ejecutivo vasco presentará ante la Cámara autonómica un proyecto de ley que regule la consulta prevista por Ibarretxe.

Durante la celebración de la fiesta de las ikastolas vizcaínas, Azkarate confirmó que la futura ley recogerá dos preguntas, una sobre el "principio ético" de rechazo a la violencia, y "otra sobre el principio democrático" que legitime el papel de todas las formaciones políticas.

La portavoz del Gobierno vasco recordó que Ibarretxe, durante la última reunión que mantuvo con Zapatero en el palacio de la Moncloa, recordó al presidente los cinco principios que estaba dispuesto a asumir el PSOE en octubre de 2006, y que "eran cinco bases totalmente abiertas a discusión". Así, si bien "hoy se pueden rechazar unas, aceptar otras y se pueden modular todas" estamos "en otro momento político y hoy ninguna de esas bases es aceptable para el PSOE".

Aunque no adelantó ninguna fecha, el texto sobre la consulta será aprobado en un Consejo de Gobierno próximo que, según indicó "puede ser ordinario o extraordinario". Será el propio Ibarretxe, el que sin hacerlo "a escondidas", anunciará con suficiente antelación la correspondiente convocatoria para refrendar en el Parlamento vasco dicho proyecto de ley. Un texto, que será "de artículo único", por lo que "cabe el sí o el no, y cada formación política tendrá oportunidad de manifestarse".

Para el secretario de Organización y portavoz del PSE, Rodolfo Ares, el objetivo del texto que, recordó, deberá ser refrendado por la mayoría del Parlamento vasco, no es otra que "dar seguridad jurídica a la consulta", lo cual "pone de manifiesto que cuando Ibarretxe anunció su referéndum sabía de antemano que no era competente para hacerlo".

Los populares, por su parte, quisieron restar importancia al anuncio del tripartito vasco, ya que en opinión del portavoz del PP en la Cámara de Vitoria, Leopoldo Barreda, a la sociedad vasca no le preocupan las preguntas de Ibarretxe, sino que su principal problema "es un gobierno que dedica toda su actividad a dividir y enfrentar a los vascos unos con otros, utilizando para ello un instrumento, en este caso como la convocatoria de un referéndum para el que no tiene capacidad ni competencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios