El Gobierno matiza las palabras de Aído sobre las mujeres musulmanas

  • De la Vega asegura que se respetan todas las tradiciones si no vulneran la legislación vigente

Comentarios 4

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que el Ejecutivo respeta todas las tradiciones culturales siempre y cuando éstas no vulneren la legislación española. De la Vega matizaba así las declaraciones del jueves de la ministra de Igualdad, en las que advertía que determinadas prácticas culturales que atentan contra los derechos de la mujer no deben ser objeto de protección, y citaba el uso del velo de las musulmanas.

"Lo más importante es ser sumamente respetuoso con los hábitos y culturas de cada país, teniendo mucho cuidado en que esas tradiciones culturales no ataquen a la libertad ni supongan una vulneración de la libertad a las personas o un ataque a los derechos humanos", dijo la vicepresidenta, en declaraciones a TVE.

A su juicio, con sus declaraciones, la ministra de Igualdad abre "un debate importante, que es el de las identidades, las prácticas y las diferencias culturales".

El Partido Popular de Melilla, por su parte, defendió el uso del velo islámico (hiyab) siempre que sea una decisión voluntaria de las mujeres y no suponga una imposición o una medida que coarte sus libertades.

A preguntas de los periodistas, la senadora del PP por Melilla, María del Carmen Dueñas, respondió así a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

Esta polémica, recordó Dueñas, ya tuvo lugar durante la campaña electoral de las generales del 9 de marzo, debido a la propuesta presentada por el PP sobre el contrato de integración para los extranjeros que residieran en España.

Como entonces, la senadora ha insistido en que desde el PP de Melilla se respeta la libertad de cualquier mujer que decida "voluntariamente" adoptar una determinada actitud, en este caso la de llevar el pañuelo.

Sin embargo, Dueñas puntualizó que el PP "estará en contra" del uso del velo islámico en los casos en los que sea "impuesto de manera coercitiva", y también por "cualquier otra actitud que suponga una imposición a una mujer".

La ministra de Igualdad realizó sus declaraciones durante su intervención en la jornada sobre El Papel de las Mujeres en la Alianza de Civilizaciones celebrada en el Congreso de los Diputados. En Melilla, más de un tercio de la población es de confesión musulmana por su origen bereber.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios