El Gobierno estudiará si deroga el minitrasvase tras las últimas lluvias

  • Aragón recurre ante los tribunales la conducción de agua a Barcelona y la Generalitat mantiene las medidas de excepcionalidad.

Comentarios 5

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está estudiando si se mantiene "la motivación de urgencia" que llevó al Ejecutivo socialista a aprobar el minitrasvase a Barcelona y "en uno o dos días" decidirá si mantiene la conducción de agua o la deroga, después de que las últimas lluvias hayan situado los embalses catalanes al 42% de su capacidad. El Gobierno aragonés sí tiene claro que el minitrasvase "ya no tiene sentido" porque, en la situación actual, aunque "no cayese una gota de agua hasta dentro de nueve meses" la Ciudad Condal "tendría agua suficiente" y por ello ha decidido recurrir a los tribunales para detener la conducción. Sin embargo, la Generalitat mantiene de momento las medidas de excepcionalidad.

El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, explicó en rueda de prensa en el Congreso que, en la mañana de hoy, la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, le había comunicado que su departamento está trabajando en un cálculo y que dentro de dos días podrán "tener claro cuál es el volumen de agua embalsada que se necesita para dejar sin efecto las disposiciones del decreto ley" por el que se aprobó el minitrasvase. Esta "respuesta técnica", según Alonso, permitirá conocer "hasta qué punto y cuándo" la lluvia caída en las últimas semanas podría "derogar la norma".

"El decreto establece una motivación de urgencia. Si la falta de agua en los embalses existiera, se seguirá lo que establece el decreto ley, pero si desaparece la causa, lo cual sabremos en uno o dos días, las previsiones de la propia norma carecerían de sentido", explicó Alonso. Sin embargo, el Gobierno de Aragón sí tiene claro que la conducción de agua a Barcelona "ya no tiene ningún sentido". De hecho, en su reunión de Consejo de Gobierno, el Ejecutivo aragonés encargó hoy a sus servicios jurídicos que recurran e impugnen todos los actos administrativos que se deriven del decreto ley del minitrasvase.

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, recordó que el propio decreto ley posee una disposición que indica que el Decreto-Ley debe derogarse si desaparece la situación de extraordinaria emergencia. Aunque el Gobierno central y la Generalitat no "lo entienden así", desde Aragón se recurrirán e impugnarán todos los actos administrativos que se deriven de su desarrollo, entre ellos, el convenio firmado entre el Ejecutivo central y el catalán para construir la tubería y el documento que saca esta obra a información pública. También se recurrirá, si se produjera, la adjudicación de las obras y el resto de actos que se derivan del Decreto-Ley.

Biel mostró su "preocupación" porque el Gobierno catalán ha cambiado el porcentaje en el que se fija el umbral de excepcionalidad respecto a la cantidad de agua embalsada, pasando del 50 al 58 por ciento. "Esto lo tiene que parar alguien y para eso está la Justicia" porque "la Generalitat se ha pasado de vuelta" y ha caído "en un cierto abuso de poder" que es "recurrible", dijo el vicepresidente. Por su parte, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se mostró contundente respecto a este asunto: "En este momento nadie puede entender que en Cataluña haya una situación de sequía porque el problema dentro de 3 días va a ser el desbordamiento de los ríos".

La situación en Cataluña se ve de otra forma. El Consejo Ejecutivo de la Generalitat mantiene las medidas de Excepcionalidad II vigentes en el decreto de la sequía, según anunció la portavoz del Gobierno catalán, Aurora Massip, que informó que las restricciones y sanciones se mantendrán "hasta que se garantice que habrá agua suficiente en los embalses para que no tenga que haber cortes en el suministro de agua de boca". Por su parte, la consejera de Justicia, Montserrat Tura, indicó que la Generalitat "no tiene establecido" el porcentaje de reservas de agua potable en las cuencas internas de Cataluña, pero subrayó que aunque el mes de mayo ha sido "el más lluvioso del último siglo en Cataluña" las reservas son unos diez puntos inferiores a las de hace un año, cuando ya estaba dictado el decreto de sequía.

Por otro lado, Turá se refirió al hecho de que el río Ebro se desbordará a la altura del municipio de Riba-roja d'Ebre, en la comarca de La Ribera d'Ebre, que, junto a la de la Terra Alta, el Baix Ebre y el Montsià activó a las 17:00 la fase de alerta del plan especial de emergencias para inundaciones en Cataluña (Inuncat). A juicio de la consejera hay que "romper una imagen difícil" de explicar que es la de que haya un decreto de sequía pese a estas precipitaciones. Sobre la decisión del Gobierno de Aragón, Tura consideró que el Ejecutivo de Marcelino Iglesias es libre de hacer lo que quiera, pero que a la Generalitat le hubiese gustado que no recurriera ante los tribunales el minitrasvase.

En este sentido, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, señaló que el Gobierno aragonés es "soberano" para recurrir si lo desea el minitrasvase, pero que el Ejecutivo central no lo ve "justificado". "Está en el marco de competencias pero, sinceramente, no lo vemos justificado", afirmó Salgado.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios