El Gobierno considera una "magnífica noticia" que el TC acepte que Cataluña se defina como nación

  • El PP advierte que en la sentencia del recurso contra el Estatut "lo que se está enjuiciando es la vigencia del marco constitucional"

Comentarios 89

Las últimas informaciones sobre las deliberaciones que el Tribunal Constitucional está llevando a cabo en torno al recurso del PP contra el Estatut han recuperado el debate sobre la única reforma estatutaria de la pasada legislatura que no contó con el concurso de los dos grandes partidos políticos. Así, mientras que el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, consideró una "magnífica noticia" esas informaciones que apuntan que el TC aceptará que Cataluña se defina como 'nación' en el Preámbulo del texto, la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió que en la sentencia del recurso de su partido contra el Estatut "lo que se está enjuiciando es la vigencia del marco constitucional".

Según adelantó hoy el periódico La Vanguardia, el borrador de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut aceptaría el uso del término 'nación' en el Preámbulo del proyecto para definir a Cataluña, pero se apreciaría inconstitucionalidad en aquellos títulos del Estatut en los que se establece la bilateralidad en las relaciones entre Cataluña y el Estado. Unas "especulaciones" que el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, se negó a comentar, mientras sigan siendo deliberaciones "secretas", aunque admitió que se daría una "situación compleja" si el TC emite una sentencia "desnaturaliza" el Estatut.

Quien sí se pronunció sobre esas filtraciones de la sentencia del Constitucional e incluso mostró su satisfacción fue el ministro de Trabajo e Inmigración, que consideró una "magnífica noticia" que el Tribunal no considere inconstitucional que Cataluña se defina como 'nación' en el Preámbulo del Estatut. "Espero que ahora no empiece la discusión sobre los efectos jurídicos, porque ser o no ser una nación es un tema de sentimientos", aseguró Corbacho. Por su parte, la diputada del PSC y ponente del Estatut Lídia Santos se mostró "convencida" de que la reforma será avalada "en su totalidad", al tiempo que reclamó que cesen las "presiones" al TC.

El presidente de CiU, Artur Mas, vio una contradicción en la consideración del Constitucional sobre el término 'nación' y sobre las relaciones bilaterales. "Si Cataluña es nación, como dice en buena parte el Estatut, y el TC lo reconociera, es evidente que el hecho de ser nación comporta esta posibilidad de relación bilateral", explicó el convergente, que añadió: "Una nación debe poder hablar de tú a tú con quien sea necesario, también con el Estado al que pertenece. No tendría sentido que se reconociera Cataluña como nación y que una nación no pueda hablar de tú a tú con el Estado en el cual teórica y prácticamente pertenece".

Un paso atrás

Aunque Mas prefirió mostrarse prudente ante las informaciones aparecidas, recalcó que la bilateralidad es "muy importante y básica", "especialmente" en la negociación del nuevo sistema de financiación, para que Cataluña "no tenga que estar mezclada siempre con el café para todos de las comunidades autónomas restantes". En el mismo sentido se expresó el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, que consideró "un paso atrás" hacia "los inicios del Estado autonómico" suprimir el reconocimiento de esa bilateralidad, que, en cualquier caso, "tiene muy poco que ver con los mecanismos bilaterales que preveía el Estatut" original que salió del Parlament.

Por parte del PP, la portavoz del partido en el Congreso prefirió mostrarse cauta ante las informaciones, pero no dejó de advertir que "desde el PP consideramos que en ese recurso hay que tener muy presente que, al fin y al cabo, lo que se está enjuiciando es la vigencia de nuestro marco constitucional". Su correligionario catalán, presidente de los populares en esta Comunidad, Daniel Sirera, que pidió que el término 'nación' se elimine del Estatut, ya que el TC va a dejar claro que carece de efectos jurídicos, al tiempo que pidió a los magistrados del Constitucional que no traten de "salvar la cara al tripartito y al Gobierno central".

Por último, la portavoz de ICV Dolors Camats aseguró que "todo el Estatut es constitucional", mientras que el portavoz adjunto de C's en el Parlament, José Domingo, reclamó que el TC no acepte la definición de Cataluña como nación, dejando claro que la relación bilateral entre la Comunidad y el Estado "no es posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios