El Gobierno catalán quiere abrir una Delegación en China

  • El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, anunció que el Gobierno catalán quiere abrir una Delegación en China esta legislatura, para ampliar su red de relaciones exteriores "con voz propia".

Carod explicó que, tras inaugurarse las delegaciones de Bruselas -la pasada legislatura-, Berlín y Londres, y tras la próxima apertura, antes de verano, de la de París y de la de Nueva York, en 2009 se inaugurarán las de México y Buenos Aires, para culminar la legislatura con la apertura de otra en China.

Lo dijo declaraciones a los periodistas durante una visita junto al conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, a la sede de la Delegación del Gobierno en Londres, en el 17 de Fleet Street.

La delegación de Londres -que dirigirá el politólogo y ex asesor de partidos como el Scottish National Party o el Partido Laborista Xavier Solano- comparte dependencias con el Consorcio de Promoción Comercial de Catalunya (COPCA) y, posteriormente, se incorporará el Institut Català de les Indústries Culturals (ICIC) y el Institut Ramon Llull.

Para Carod, la delegación inaugurada hoy será un "observatorio permanente de la realidad británica en relación a los intereses económicos, culturales y políticos de Catalunya".

Es una de las delegaciones "importantes" del Gobierno, porque será a través de ella que se fortalecerán las relaciones de Catalunya con Escocia y Gales -con quien el Ejecutivo catalán ya tiene firmados convenios de colaboración-, y a partir de la cual se articularán las relaciones con Irlanda del Norte, Islandia y los países escandinavos.

La delegación está situada en un edificio histórico protegido de Fleet Street -construido a principios del Siglo XVII-, de los pocos que resistió al incendio que arrasó la ciudad en 1666. En el mismo edificio, se encuentra una de las oficinas de la Commonwealth.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios