Lucha antiterrorista

El Gobierno analiza la documentación encontrada a los presos etarras de la cárcel de Córdoba

  • El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón confirmó la incautación de material y adelantó que se está evaluando "qué grado de entidad" tiene desde el punto de vista policial y de la lucha antiterrorista

Comentarios 1

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, confirmó hoy que "la pasada semana en la prisión de Córdoba se encontraron documentos manuscritos intervenidos, que se están analizando, a dos internos del centro penitenciario", que podrían estar relacionados con ETA. En declaraciones a los periodistas realizadas en Algeciras, López Garzón manifestó en torno a la relación de estos dos internos con la banda terrorista ETA que "desde el punto de vista policial y de la lucha antiterrorista se está evaluando qué grado de entidad tienen".

No obstante, apuntó que no hay todavía datos "sobre el grado de precisión que tenían", si bien señaló que "ya se sabe que es un manuscrito, aunque es prematuro hacer ninguna valoración a la entidad o la importancia que tiene el material intervenido".

Según señala el Día de Córdoba en su edición de hoy, los manuales intervenidos contienen información sobre la fabricación de explosivos, con esquemas detallados y anotaciones técnicas. Fuentes de Instituciones Penitenciarias concretaron a este diario que el primer hallazgo se produjo a mediados de la semana pasada como resultado de un cacheo rutinario al preso Tomás Insausti Etxarri, detenido el 20 de febrero de 2003 por orden de la Audiencia Nacional en la ciudad de Pamplona como presunto colaborador de la organización. El recluso guardaba, al parecer, un manual manuscrito para la fabricación de bombas que incluía gráficos pormenorizados. El segundo hallazgo se produjo el pasado viernes, a raíz de la detención en una pensión de la localidad cordobesa de Pedro Abad de la dirigente de Batasuna Nuria Alzugaray. La responsable de la izquierda abertzale se encontraba en Córdoba para visitar al preso etarra Francisco Javier Gallaga Ruiz, familiar suyo, por lo que después de ser arrestada se registraron las pertenencias del interno. Como consecuencia de la inspección, los funcionarios se incautaron de otro manual que detallaba, entre otras cuestiones, cómo fabricar bombas lapa.

Las dos aprehensiones se produjeron en el módulo 15 del Centro Penitenciario, una sección de aislamiento que el Ministerio del Interior reserva a los internos peligrosos. En ambos casos, los funcionarios pusieron los hechos en conocimiento de la Subdirección de Seguridad de la prisión. Las mismas fuentes concretaron que en ninguno de los manuales aparecían nombres concretos de lugares ni anotaciones sobre posibles objetivos, sino que se trataba de información estrictamente técnica relativa a la fabricación de artefactos explosivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios