El Gobierno ultima con Francia un "acuerdo global" para controlar los flujos migratorios

  • López Garrido dice que el pacto "está casi redactado" y que se sellará "en cuestión de días"

Los Gobiernos español y francés tendrán "prácticamente redactado" un acuerdo global sobre inmigración en "cuestión de días", según aseguró ayer el secretario de Estado para las relaciones con la UE, Diego López Garrido.

El Ejecutivo socialista trabaja desde hace varias jornadas con el francés para alcanzar un pacto global sobre la regulación del flujo de inmigrantes y las medidas encaminadas al control de la inmigración irregular.

Ese acuerdo, según explicó López Garrido, será el resultado de una serie de textos que se han intercambiado ambos gobiernos durante las últimas fechas con el fin de que el Pacto de Inmigración que implique a toda la Unión Europea proceda de "la iniciativa franco-española".

El acuerdo "está prácticamente redactado y sólo falta el visto bueno", según puntualizó el secretario de Estado antes de destacar: "Hemos llegado casi a un texto común, está casi ultimado y saldría en cuestión de días".

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, avanzó ya el pasado miércoles en una entrevista que concedió al diario francés Le Monde que los dos países trabajan en la redacción de un texto común sobre inmigración.

Para el presidente francés, Nicolas Sarkozy, las políticas migratorias serán prioritarias mientras ejerza la Presidencia de turno de la Unión Europea, el segundo semestre de este año.

También el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, quiere impulsar la lucha contra la inmigración irregular cuando le corresponda la Presidencia de la Unión Europea, será en el segundo semestre de 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios