Garzón también imputa a tres dirigentes del PCTV por colaboración con ETA

  • La suspensión de la actividad de la izquierda 'abertzale' será un hecho en los próximos días

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha allanado el camino para, en los próximos días, suspender las actividades del PCTV y ANV. Para adoptar esta medida es necesario que haya personas del partido imputadas porque un delito no lo comete una organización sino las personas. Por ello, el martes imputó a tres altos cargos de ANV y ayer hizo lo mismo con el presidente y los dos tesoreros del PCTV.

Se trata de Juan Carlos Ramos Sánchez, Jesús María Aguirre Arruabarrena y Sonia Jacinto García, y les acusa de colaboración con organización terrorista y asociación ilícita. Los dos primeros ya fueron procesadas junto a ocho personas más por colaborar con ETA pero ahora se les añade el tipo penal de asociación ilícita.

Además, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 pide a la Fiscalía que informe si procede elevar "atento suplicatorio", un paso necesario para actuar contra parlamentarios, por su condición de aforados, respecto a Karmele Berasategui Juguera y Miren Nekane Erauski Otegui -diputadas del Parlamento vasco-, por si los hechos fuesen delictivos. También exige a los bancos en los que tenga sus cuentas el PCTV que comuniquen al Juzgado previamente cualquier movimiento de la formación para evitar el desvío de fondos.

Garzón considera que la actividad delictiva se concreta en la vinculación del PCTV con Batasuna-ETA así como en la "instrumentación económico-financiera" de dicho partido para "contribuir" a la actividad y fines presuntamente terroristas de dicha organización. Esto se ha logrado, según el juez, gracias a los tres dirigentes del PCTV imputados, "quienes habrían autorizado, diseñado, dirigido o participado en las operaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios