Gabriel Elorriaga se suma a la lista de colaboradores que plantan a Rajoy

  • El secretario de Comunicación del PP da la espalda a su líder porque "no garantiza un liderazgo renovado, sólido e integrador" · Apunta que el "relevo" está "en la generación que creció con Aznar"

Si algo ha quedado claro en el convulso debate precongresual que sacude al PP desde la derrota del 9-M es que los lunes no son un buen día para Mariano Rajoy. Como es ya costumbre, el primer día de la semana el líder del PP volvió a desayunarse un nuevo sapo, en esta ocasión fue el desmarque público de uno de sus más próximos colaboradores los últimos cuatro años en Génova, el todavía secretario de Comunicación, Gabriel Elorriaga, coordinador además de la campaña de las generales de 2004. En un artículo que publicó la víspera en el diario El Mundo, Elorriaga -que ha figurado incluso en las quinielas para ocupar cargos relevantes tras el congreso de Valencia- asegura que el candidato a la reelección no garantiza el necesario "renovado, sólido e integrador" liderazgo que el PP precisa.

El secretario de Comunicación se suma así a la larga lista de dirigentes que han expresado en público su desmarque de Rajoy. No es una opinión cualquiera ya que se trata de uno de los escasos dirigentes con acceso al despacho del líder. Elorriaga comunicó vía sms a la responsable de comunicación de Rajoy su intención de expresar sus posiciones. Tanto Elorriaga como Rajoy coincidieron ayer en la sede central, aunque fuentes populares eludieron confirmar si ambos llegaron a reunirse.

En su artículo, Elorriaga introduce una encendida reivindicación de la etapa Aznar, del que elogia su capacidad de haber impulsado un "proyecto político atractivo e integrador".

El dirigente del PP recuerda que "el líder, su equipo y el correcto análisis de la realidad política en la que toca trabajar" debe sustentar la estrategia del PP tras dos derrotas consecutivas, y advierte que "si falla alguno de esos tres pilares, cualesquiera que sean las ideas que se defiendan, el proyecto fracasará".

"A diferencia de lo que ocurrió a partir de 1989, pocas han sido las incorporaciones -mi buen amigo Manuel Pizarro es una brillante excepción-, y demasiados los abandonos de nuestro proyecto. A diferencia de entonces también, han sido insuficientes los progresos electorales alcanzados y bastante significativos algunos retrocesos", lamenta Elorriaga.

Elorriaga -que califica de "esperpento" la manifestación que reunió el viernes a dos centenares de militantes del PP a las puertas de Génova-, afirma que "la generación que surgió y creció a la sombra del mandato de Aznar está más que nunca preparada para asumir el relevo, tiene experiencia, talento y determinación".

Es en este punto cuando Elorriaga se muestra más crítico con su jefe de filas. Advierte, en primer lugar, que "el presidencialismo es lo contrario del liderazgo, como la imposición es lo contrario de la seducción". "No valen ya las estrategias reactivas; no valen soluciones incompletas o escasamente atractivas. No valen ahora los desafíos internos ni las actitudes excluyentes. Tenemos la obligación de salir de nuestro congreso, el próximo 22 de junio, con la ambición de pelear y ganar cada uno de los próximos procesos electorales", añade. "Hay proyecto y hay equipos disponibles, lo que ahora se necesita es un liderazgo renovado, sólido e integrador, y eso es algo que, aunque me pese, Mariano Rajoy no está en condiciones de ofrecer", sentencia en su artículo.

Tras conocer su publicación, varios dirigentes del PP mostraron a Efe su "sorpresa" y su "malestar" por el contenido del artículo, aunque sólo se pronunció en público Esteban González Pons.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios