La Fiscalía francesa niega que 'Thierry' sea el 'número uno' de ETA

  • Según el fiscal jefe de París, Jean-Claude Marin, "no hay datos que permitan confirmar que Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', sea el cabecilla de la banda terrorista".

Comentarios 3

La Fiscalía francesa no cuenta en su poder con datos que le permitan confirmar que Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', detenido el martes de la semana pasada en Burdeos junto a otros tres dirigentes de ETA es el 'número uno' de la banda terrorista. Así lo aseguró hoy el fiscal jefe de París Jean-Claude Marin, que también reveló que en apartamento donde detuvieron a los cuatro etarras que la policía gala registró exhaustivamente durante más de 16 horas se encontraron documentos, concretamente cartas, que demuestran que los detenidos participaban activamente en la extorsión etarra.

"Tenemos una serie de elementos interesantes que muestran que (Thierry) tenía sin duda cierto papel, pero sobre si era el número uno, dos, tres o cuatro, no tenemos la prueba", afirmó el fiscal jefe francés que señaló que ellos son "juristas y magistrados profesionales y adeptos de Santo Tomás" y en consecuencia "no creemos más que en lo que vemos y, en el estado actual, no tenemos elementos que nos permitan corroborar en nuestro dossier las informaciones dadas por las autoridades españolas".

Pero aunque insistió en que en estos momentos "no hay en el enjuiciamiento francés elementos" que permitan decir que 'Thierry' era el 'número uno' de ETA en el momento de su detención en Burdeos Marin aseguró que la Fiscalía está muy "atenta" a lo que dicen las autoridades españolas sobre la ubicación jerárquica de 'Thierry' en la estructura de ETA.

En todo caso, el fiscal francés puntualizó que este aspecto no forma parte del proceso que iniciará la Justicia francesa contra Thierry y los otros tres presuntos etarras detenidos en Burdeos: Ainhoa Ozaeta, Igor Suberbiola y Jon Salaberría. A todos ellos se les imputan los delitos de asociación de malhechores para preparar actos terroristas, extorsión en banda organizada, robo a mano armada, posesión de documentación y placas de matrículas falsas, tenencia ilícita de armas, municiones y sustancias para la fabricación de artefactos explosivos.

El cargo que sí figura en la instrucción del proceso francés es el de extorsión y en este sentido Marin señaló que que se han hallado "ciertos elementos, sobre todo cartas" en el piso de Burdeos que demuestran una supuesta participación en la extorsión de fondos de la banda terrorista. Pero acto seguido puntualizó que será muy difícil saber "quién hacía qué y, sobre todo, a quién pertenece tal y cual documento". En este momento, señaló, las acusaciones son globales y luego será el juez de instrucción quien deberá, gracias a sus investigaciones, intentar atribuir un rol particular a cada uno en la organización terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios