La Fiscalía avisa a Puigdemont de que no hay impunidad

  • ERC pide salir del círculo vicioso de la represión: "No  necesitamos más mártires"

La Fiscalía ha avisado al expresident Carles Puigdemont, que "persiste en su plan delictivo" fugado tras culminar una la declaración de independencia, de que su inmunidad parlamentaria no puede derivar en "impunidad", mientras que desde ERC se ha rechazado que deban haber "más mártires" por el 'procés'. 

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado ha lanzado esta advertencia después de que Junts per Catalunya, la plataforma electoral de Puigdemont, haya anunciado que están estudiando las implicaciones que podría tener la condición de "inmunidad" de la que gozan los diputados sobre la figura de Puigdemont, huido en Bélgica y que tiene una orden de arresto si pisa territorio español. 

"Nuestra legislación no ampara el uso fraudulento del ordenamiento jurídico. Es inadmisible una interpretación del privilegio de la inmunidad parlamentaria que derive en impunidad", ha advertido la Fiscalía, que ha recordado que Puigdemont "sigue desarrollando" acciones tendentes a la "consumación" de "su plan delictivo". 

En la misma línea, el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha asegurado que el expresidente catalán tiene "inmunidad" dada su actual condición de diputado, por lo que cree que no podría ser ni detenido ni encarcelado excepto en caso de cometer un delito flagrante. 

De hecho, Cuevillas ha asegurado que no descarta ningún escenario para la investidura de Puigdemont, ni siquiera su presencia física en el Parlament el día del debate y votación. 

"La actuación del investigado Carles Puigdemont, dándose a la fuga y manteniendo las actuaciones que culminaron con la declaración de independencia, pone de manifiesto que el mismo persiste en su plan delictivo y sigue desarrollando acciones tendentes a su consumación", ha apuntado por contra la Fiscalía. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), el PSOE y Ciudadanos han arreciado en su rechazo a la investidura de Puigdemont para pasar página al bloqueo institucional en Cataluña. 

El presidente del Gobierno ha advertido de que "una sola persona situada fuera de la realidad no puede condicionar el futuro de todos", al tiempo que "no se puede vivir fuera de España y no someterse al control de la oposición parlamentario". 

Rajoy ha lanzado esta advertencia en su intervención en un acto del PP de Sevilla, donde ha reiterado que es ilegal que Puigdemont pueda ser investido estando en Bruselas. 

Si mantiene esa pretensión, ha recalcado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución seguirá estando en vigor. 

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha manifestado que observa "cierto rechazo y hartazgo" en los ciudadanos de Cataluña por el debate en torno a la posible investidura telemática, vía "Skype". 

En una asamblea abierta con militantes y simpatizantes en el centro de congresos de Elche (Alicante), Sánchez ha señalado que el expresident Puigdemont representa "una de las peores hojas de la historia de Cataluña". 

Ha añadido que "es hora de que los catalanes pasen la página", pues los ciudadanos esperan "soluciones sobre problemas que les afectan", entre ellos la precariedad laboral y el paro, la situación de los servicios públicos y las dificultades que sufren los jóvenes. 

Asimismo, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, le ha dicho hoy a Puigdemont "que se vaya olvidando de volver a ser president" porque "es imposible que un fugado de la justicia con graves causas judiciales a sus espaldas pretenda gobernar Cataluña". 

En declaraciones en Barcelona en una manifestación de policías nacionales y guardias civiles para reivindicar la equiparación de sus sueldos con los de los Mossos, Arrimadas ha afirmado en relación a Puigdemont que "su negra etapa ha pasado". 

Ha considerado que "no puede ser que la primera medida" del presidente del Parlament, Roger Torrent, sea "irse a ver a Puigdemont, que está fugado de la justicia del país y encima hacerlo con dinero público". En este mismo punto ha coincidido con el líder del PP Catalán, Xavier García Albiol, quien ha lamentado que el presidente del Parlament se "rebaje" a hacer una "tournée" para visitar a los políticos independentistas presos y que se plantee acudir a Bruselas a entrevistarse con Puigdemont. 

Albiol ha dicho que Torrent, como segunda autoridad en Cataluña, "no tiene que coger un avión y desplazarse mil kilómetros para ver a un prófugo de la justicia ni hacer una 'tournée" por las cárceles de España para ver a unos señores que están encarcelados no por ser independentistas, sino por intentar provocar un golpe al Estado". 

En este contexto, cada vez hay más voces en las filas del grupo de ERC en el Parlament que apuestan por normalizar la situación en Cataluña, lo que podría desembocar en un plan B a Puigdemont. El diputado de ERC Ernest Maragall ha avisado que se deben calcular los "costes y beneficios" de una eventual investidura de Puigdemont ya que "el país está por encima de cualquier persona", por lo que ha pedido salir del "círculo vicioso" de la represión: "no necesitamos más mártires". 

En una entrevista con Catalunya Ràdio, Maragall ha afirmado, sobre la oposición del Gobierno a una hipotética investidura a distancia del líder de JxCat Carles Puigdemont, que si la solución que se adopta en el Parlament lleva a un "bloqueo institucional", no será "una buena decisión". "El país está por encima de cualquier persona", ha advertido Maragall.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios