La Familia Real preside un Bicentenario convertido en un canto a la libertad

  • El Rey, al igual que hizo su abuelo Alfonso XIII hace 100 años, ha rendido un homenaje a los alcaldes que firmaron el bando de alzamiento contra Napoleón en 1808

La Familia Real ha presidido hoy en Móstoles los actos de conmemoración del Bicentenario del levantamiento de los españoles contra las tropas francesas, a los que han asistido los representantes de las altas instituciones del Estado, y que han constituido un canto a la libertad y a la independencia.

Don Juan Carlos, que ha recibido la Medalla de Honor del Ayuntamiento de la villa, ha rendido un homenaje al pueblo español y a los caídos en la Guerra de la Independencia y ha dicho que el Dos de Mayo de 1808 se adelantó a sus gobernantes e instituciones y reflejó "una toma de conciencia de identidad nacional, de la Nación, basada en las ideas de libertad, unidad, igualdad y solidaridad".

Don Juan Carlos ha intervenido en el salón de plenos del Consistorio, en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y del jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz.

También han secundado con su presencia este aniversario los presidentes del Senado, Javier Rojo, del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, Francisco Javier Hernando, así como el alcalde de la localidad, Esteban Parro, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Tanto el Rey como Zapatero, Aguirre y Parro han elogiado a los héroes del Dos de Mayo y en especial a los alcaldes de Móstoles Andrés Torrejón y Simón Hernández, cuyo bando supuso el inicio de la Guerra de la Independencia.

Don Juan Carlos ha expresado que esta jornada de homenaje cobra ahora "una nueva dimensión en el espacio europeo de paz, integración y solidaridad al que pertenecemos" y permite "constatar con orgullo la realidad de la España de hoy que juntos hemos construido". "Una España moderna, libre, democrática, unida, plural y diversa, basada en los conceptos de justicia, igualdad y solidaridad, que asegura nuestra preciada Constitución", ha reseñado.

Zapatero también ha destacado la sociedad de ciudadanos libres e iguales que España ha conseguido doscientos años después de aquellos hechos y ha defendido el patriotismo de los españoles como "un principio de solidaridad". La presidenta regional ha pedido que el heroísmo de los dos alcaldes sirva para sentirse responsables del deber de hacer de España una nación de ciudadanos cada día más libres. El alcalde de Móstoles, por su parte, ha reclamado una segunda descentralización en favor de los Ayuntamientos y que todos los pueblos se unan para acabar con el terrorismo.

Uno de los momentos más esperados de la tarde por los miles de mostoleños ha sido cuando la Familia Real se ha asomado al balcón de la Casa Consistorial para saludarles. Primero han aparecido los Reyes, y después los Príncipes de Asturias, las Infantas Elena y Cristina e Iñaki Urdangarín, así como el resto de las autoridades. Los habitantes de esta ciudad engalanada con banderas españolas, han acompañado el recorrido de la Familia Real con aplausos y vítores. Sin embargo, ha habido división de opiniones a la hora de acoger la presencia del jefe del Ejecutivo, que ha escuchado más abucheos que muestras de afecto en la mayoría de los puntos del itinerario.

Antes de acudir al Ayuntamiento, el Rey ha depositado una corona de laurel ante el monumento a los alcaldes que inauguró el abuelo de Don Juan Carlos, Alfonso XIII, en el centenario del levantamiento, y después de firmar en el Libro de Honor han inaugurado el monumento conmemorativo del Bicentenario, denominado "Libertad".

Antes de abandonar la ciudad, los visitantes han inaugurado también el nuevo Centro de Arte Contemporáneo "Dos de Mayo", que contará con más de 1.300 obras y que quiere convertirse en un espacio de referencia en su campo, por detrás del Museo Reina Sofía de Madrid. La Familia Real ha querido compartir con autoridades e invitados un vino español antes de poner fin a su estancia en la ciudad madrileña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios