España y Francia no cierran un acuerdo en inmigración porque faltan precisiones

  • Zapatero y Fillon no llegan a consenso sobre el pacto europeo que propondrá la presidencia francesa a la UE debido a la falta de definición de asuntos como el contrato de integración

España y Francia no han logrado cerrar hoy un acuerdo sobre el pacto europeo por la inmigración que propondrá la presidencia francesa de la UE al resto de socios comunitarios porque hay asuntos que necesitan una precisión, aunque entre ellos, según el Gobierno, no está el contrato de integración.

El análisis de este pacto ha sido uno de los asuntos debatidos en la II Reunión de Alto Nivel bilateral transfronteriza, que se ha celebrado en Zaragoza bajo presidencia del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y de su homólogo francés, François Fillon.

Aunque la previsión inicial es que de Zaragoza saliera el total apoyo de España a la propuesta francesa sobre inmigración (así lo habían expresado representantes españoles y franceses), tanto Zapatero como Fillon han explicado en rueda de prensa que aún quedan algunas cuestiones por ultimar pese a que están convencidos de que, finalmente no habrá problemas.

Una de las cuestiones que incluía el texto inicial de Francia y con la que España no estaba de acuerdo era la existencia de un "contrato de integración" para los inmigrantes, pero esta propuesta, según fuentes españolas, ya se había eliminado del documento final.

Sin embargo, hoy, el primer ministro francés no ha dado por desaparecida esa referencia, ya que al ser preguntado por ello, ha respondido: "no hemos añadido nada; no hemos quitado nada. Estamos discutiendo".

Pese a esas palabras, fuentes del Gobierno español consultadas por Efe han garantizado que el texto que están ultimando España y Francia ya no incluye la existencia de ese contrato, y los flecos pendientes se refieren a algunas precisiones en torno al procedimiento europeo para aceptar regularizaciones de inmigrantes irregulares en cada estado miembro.

Zapatero ha asegurado que los dos gobiernos están colaborando de forma intensa para hacer frente a la inmigración ilegal y han avanzado "de forma notable" para llegar a un acuerdo en relación con el texto que ha impulsado el Ejecutivo francés.

"Nos queda un tramo por recorrer, y estoy convencido de que lo recorreremos en un breve plazo", ha asegurado.

Pero ha insistido en que se va a lograr y ha explicado que "quedan algunos temas por discutir que necesitan su precisión" y que, una vez superados, confía en que cuenten con el respaldo de todos los gobiernos de la UE.

Para Zapatero, los principios del pacto por la inmigración han de ser la defensa de la inmigración legal, la lucha contra la ilegal y la cooperación con los países de origen de los inmigrantes.

La Unión Europea cree que debe dar una respuesta coordinada y, por ello, ha elogiado la iniciativa francesa.

Por su parte, Fillon la ha defendido porque cree necesario que los socios comunitarios coordinen actuaciones debido a que "no hay eficiencia sin coordinación".

Ha añadido que España y Francia están examinando aún algunos pormenores que hay que ultimar y que los dos países están "a punto de llegar a un acuerdo".

"No hay discrepancias fundamentales. No hay ninguna dificultad -ha añadido- para llegar a un texto que esté a la altura de las ambiciones de Francia para que haya una visión común europea de los problemas de inmigración con el fin de dar una respuesta coordinada"

Fillon ha recordado que él, cuando era ministro de Asuntos Socales, impulsó el contrato de integración, y ha explicado que su gobierno escuchará la opinión de España y del resto de socios de la UE para llevar adelante un texto que refleje la voluntad de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios