ETA ataca dos instituciones laborales en la madrugada del 1 de Mayo

  • La banda terrorista ETA ha atacado en la madrugada del Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajador, dos instituciones laborales de los gobiernos central y vasco en Vizcaya y Guipúzcoa, en las que se han registrado explosiones que no han causado heridos.

La primera explosión se ha producido en un pabellón industrial propiedad del Ministerio de Trabajo en la localidad vizcaína de Arrigorriaga hacia las 24:00 horas y ha causado importantes daños en el local y en los vehículos estacionados en su interior

Poco después, se ha registrado una segunda explosión en una oficina del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral (Osalan) en San Sebastián, que ha provocado escasos desperfectos.

A las 23:25 horas, una llamada en nombre de ETA anunció a la asociación de ayuda en carretera DYA de Vizcaya la explosión, a las 00:30 horas, de dos bombas en la sede de Osalan en San Sebastián, sin mencionar la explosión que se iba a producir media hora antes en Arrigorriaga.

En esa llamada, realizada con una grabación desde una cabina telefónica, según fuentes de la lucha antiterrorista, se avisaba a la DYA de que dos "potentes" bombas iban a hacer explosión en la sede de Osalan en la calle Maldatxo en San Sebastián y finalizaba con la pregunta "¿Me ha entendido?".

Al tener conocimiento del aviso, la Ertzaintza acordonó la calle Maldatxo, del barrio donostiarra de Egia, y treinta minutos después de la medianoche se escucharon dos explosiones, una más fuerte que otra, que provocaron daños "inapreciables", según el departamento vasco de Interior.

Tras producirse el atentado, los artificieros de la Policía Vasca inspeccionaron el lugar y comprobaron que una de las bombas había explotado en una zona ajardinada cerca  de las dependencias de Osalan y la otra en el aparcamiento del Instituto Oncológico.

En este estacionamiento los investigadores de la Policía Autonómica hallaron algún resto de la explosión, aunque los coches estacionados no sufrieron daños.

La Ertzaintza mantiene la zona acordonada y proseguirá durante la madrugada las investigaciones sobre este atentado.

En el atentado de Arrigorriaga, la fuerte explosión registrada esta medianoche en un pabellón industrial del Ministerio de Trabajo ha abierto un boquete de unos veinte metros cuadrados en la fachada del local.

La deflagración rompió totalmente la puerta de entrada al local y destrozó también varios vehículos aparcados dentro del pabellón, cuyo interior ha sufrido daños importantes.

Asimismo, la persiana del local contiguo fue arrancada del marco.

Dos horas y media después del estallido, la Ertzaintza mantiene acordonado el polígono industrial Martiartu, ubicado en el barrio del mismo nombre de Arrigorriaga, y los agentes de la unidad de artificieros de la Policía vasca recogen evidencias para determinar el explosivo utilizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios