Duran se muestra "pesimista" ante la posibilidad de que PSOE y PP renueven el CGPJ

  • Recalca que el pacto con ERC e ICV en Cataluña "no ayuda nada" a una colaboración "estable" de CiU con el Gobierno de Zapatero.

Comentarios 2

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, se muestra pesimista ante la posibilidad de PSOE y PP cumplan su compromiso de acometer la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) antes del verano, aunque confía en que no se "margine" a su formación en el proceso de negociación, es decir, que puedan presentar candidatos al órgano de gobierno de los jueces.

  En una entrevista concedida a Europa Press, Duran asegura no tener "la menor duda de que no se va a marginar" a los nacionalistas catalanes en las negociaciones que los dos grandes partidos retomaron tras la constitución de las Cortes para elegir a los nuevos vocales que sustituirán a los que llevan en funciones desde noviembre de 2006.

  Duran respondía así al ser preguntado sobre si después de las elecciones los socialistas han garantizado a CiU que mantienen su oferta para que proponga al menos a uno de los ocho juristas de reconocido prestigio cuya designación corresponde los grupos parlamentarios.

  En cualquier caso, Duran no oculta sus dudas sobre que PSOE y PP hagan realidad su compromiso de renovar el Consejo antes de que finalice este periodo parlamentario de sesiones, una negociación que los 'populares' ligan a la consecución de un acuerdo global con el Gobierno en materia de Justicia.

  "Lo cierto es que soy pesimista respecto a los posibles acuerdos entre 'populares' y socialistas", admite Duran, quien se reafirma en sus críticas a los dos grandes partidos por ser incapaces de haber sellado un pacto sobre esta cuestión cuando el CGPJ lleva casi un año y medio en funciones.

  En opinión del también líder de Unió, es "una vergüenza" que las dos formaciones mayoritarias "no se pongan de acuerdo" en un asunto cuyo concurso es imprescindible porque la elección de los nuevos vocales requiere el respaldo de los tres quintos del Congreso, lo que se traduce en 210 votos que sólo pueden sumar sus dos grupos parlamentarios. 

  Para el portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso de los Diputados, el espectáculo que están "protagonizando" ambos partidos es "un escándalo que daña la credibilidad de las instituciones democráticas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios