Detenido en Sevilla un individuo por apología del terrorismo

  • La Guardia Civil ha arrestado a un hombre en un cibercafé de la capital hispalense cumpliendo una orden de la Audiencia Nacional.

Comentarios 22

La Guardia Civil ha detenido en el cibercafé Sevilla Internet, ubicado en la avenida de Ramón y Cajal, frente a la facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Hispalense, a un sujeto de 44 años de edad por un supuesto delito de apología y enaltecimiento del terrorismo, según fuentes del Instituto Armado. La operación se encuentra bajo secreto de sumario.

El arresto se produjo en torno a las 12:15 en este establecimiento que lleva años funcionando en la avenida de Ramón y Cajal. El individuo, de 44 años de edad, mediana estatura y pelo corto, estaba navegando por la Red en uno de los ordenadores de este negocio cuando, según testigos presenciales, las dos puertas de acceso del establecimiento fueron ocupadas por cuatro agentes de la Guardia Civil que vestían de paisano.

Los agentes se acercaron con discreción y por ambos flancos al individuo -siempre según el relato de los trabajadores de este negocio- y uno de ellos bajó la cabeza hasta su altura para comunicarle su detención "por apología del terrorismo", tras lo cual fue esposado y escoltado hacia la calle sin que opusiera resistencia. La detención, según los empleados de Sevilla Internet, se consumó en apenas unos segundos e incluso pasó inadvertida para algunos clientes del establecimiento, en el que había unas 20 personas en ese momento.

De momento, la Guardia Civil ha practicado el registro de una vivienda del barrio de Las Letanías, en el Polígono Sur de la ciudad hispalense, y podría haber llevado a cabo otro registro en el municipio de Bormujos. El primero de los casos corresponde a una vivienda enclavada entre la avenida de Las Letanías y el campo de fútbol de la barriada, donde según fuentes vecinales numerosos vecinos se han congregado a las puertas de la vivienda alertados por el fuerte dispositivo policial, en el que destacaban numerosos agentes con sus rostros cubiertos por pasamontañas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios