Caso Gürtel

Gürtel se le viene encima a Camps

  • El Bigotes y Crespo declaran en el juicio contra la trama valenciana que el presidente autonómico estaba involucrado y que fue el creador del sistema de financiación ilegal del PPCV

Vista de la declaración de Pablo Crespo desde la sala de prensa de la Audiencia Nacional. Vista de la declaración de Pablo Crespo desde la sala de prensa de la Audiencia Nacional.

Vista de la declaración de Pablo Crespo desde la sala de prensa de la Audiencia Nacional. / EFE

Comentarios 2

El responsable de Gürtel en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez, el Bigotes, declaró ayer en el juicio contra la trama que el ex presidente autonómico Francisco Camps "creó" el sistema de financiación irregular del PPCV. "Es el único que podía hacerlo", apostilló.

Álvaro Pérez y el presunto número dos de Gürtel, Pablo Crespo, declararon ayer en la vista de este procedimiento seguido contra 19 acusados por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano para las campañas electorales de 2007 y 2008.

Ambos siguieron en la línea del cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, y reconocieron que el PP valenciano tenía un sistema de financiación irregular, que además Camps conocía.

El Bigotes apuntó que Camps era el que decidía si se hacía alguna contratación de campaña electoral o no con empresas de la Gürtel y que el ex presidente de las Cortes valencianas Juan Cotino llamaba a los empresarios que financiaban irregularmente al partido, nueve de los cuales están siendo juzgados.

Álvaro Pérez declaró que Camps indicó al ex secretario regional del partido Ricardo Costa, también acusado, dicha forma de financiación.

"Ricardo llamaba delante de mí a la persona que le consultaba siempre todo y le dijo que había problemas serios de hacerlo de esa manera y esa persona le dice que es la única manera que hay de cobrar, y si le interesa, bien, y si no, que lo deje. Esa persona es Francisco Camps", agregó El Bigotes ante el tribunal.

Álvaro Pérez se refiere a la reunión que mantuvo con Pablo Crespo y Ricardo Costa a finales de 2007 en la que, según los dos primeros, éste les dijo que la única forma de cobrar por la deuda que había contraído el PP con Orange Market (empresa de Gürtel) por mítines y publicidad electoral era facturando los trabajos a otros empresarios. Dicha deuda, según Crespo, podría ascender al millón de euros.

Estos empresarios tenían adjudicados contratos con administraciones públicas valencianas, y por ley no podían efectuar donaciones a partidos políticos, según la Fiscalía.

El Bigotes continuó con la línea de confesión y su voluntad de colaborar con la Justicia que comenzó Francisco Correa, y que también siguió ayer Crespo, todos los cuales se enfrentan a una petición provisional de la fiscal superior a la veintena de años de cárcel.

"Los pagos se realizaron de tres maneras: mediante efectivo, mediante facturas con conceptos que no eran los que correspondían y mediante facturas correctas", aseguró Pérez.

El Bigotes apuntó al ex vicepresidente valenciano Vicente Rambla y al ex vicesecretario del PP regional David Serra -ambos acusados- como algunos de los políticos que le pagaron en metálico dinero b.

También explicó que fue Camps quien le animó a desplazarse a Valencia a trabajar en la organización de actos del Partido Popular a raíz del estrés que sufría cuando se encarga de organizar los mítines en los que intervenía el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en los que "si falla el micrófono se ve en el telediario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios