"Colapso no, pero los juzgados están a punto de reventar"

Es la cara visible del CGPJ, el órgano de gobierno de los jueces que encargó a su Servicio de Inspección el informe en el que se alertaba de la carga descomunal de procedimientos acumulados en los juzgados, lo que provocó ayer la rápida intervención del Ministerio para paliar el atasco.

-El Gobierno evita hablar de caos judicial. ¿270.000 sentencias penales pendientes de ejecución no suponen acaso un colapso de la Justicia?

-Creo que los calificativos son lo de menos, la cuestión importante son las cifras y de las 270.000 sentencias pendientes no todas se consideran en retraso. Nuestro informe apunta a que estamos en una tendencia alejada de lo normal y con una carga de trabajo que provoca dilaciones.

-¿Comparte las medidas que ha anunciado el ministro de Justicia para atajar la congestión en los juzgados?

-Todas las medidas son muy asumibles y adecuadas, la pena es que no se concretaran hace ya cuatro años.

-Sobre todo porque hace dos años, el CGPJ alertó en otro informe al Gobierno de la deficitaria situación de los juzgados...

-Por supuesto, y ya le dijimos entonces que introdujera las oficinas judiciales...

-Con la acumulación de procedimientos penales sin ejecutar, ¿estamos ante un riesgo cierto de que se pueda repetir otro caso como el de Mari Luz?

-Pues ojalá no, pero afortunadamete la responsabilidad de los jueces están impidiendo que profileren, y no gracias a los instrumentos de que disponen y a cómo funcionan los juzgados. Colapso no, pero estamos a punto de reventar.

-¿No sería también beneficioso un recorte de la burocracia en los trámites judiciales?

-Precisamente, una de las medidas (propuestas) es hacer un nuevo sistema de gestión respecto del proceso de ejecución: acortar la gestión con un plan rector y modernizar los medios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios