Carod-Rovira niega que el proyecto de ley de centros de culto atente contra la autonomía local

  • El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, asegura que "no hay nada" en el proyecto de ley de regulación de centros de culto que "atente contra la autonomía local", como sostuvieron CiU y PP.

El texto de la futura ley, que pretende "unificar criterios" y establecer las condiciones mínimas de higiene, seguridad y dignidad para los 3.449 centros religiosos que existen en Catalunya, y que tras un estudio jurídico que estableció los "vacíos legales", estipula que las administraciones "garantizarán un trato igualitario y no discriminatorio en las cesiones y autorizaciones por actividades esporádicas de uso religioso en equipamientos, espacios públicos o en la ocupación de la vía pública".

  El proyecto de ley establece la obligación de los ayuntamientos catalanes de incluir en sus planes urbanísticos la previsión de suelo con calificación de "sistema de equipamiento comunitario" para "usos de carácter religioso", y fija un plazo de diez años para que todos los municipios adapten su planeamiento urbanístico a ello.

  Contempla también medidas sancionadoras como "el cierre o precinto de las instalaciones en los casos de peligro inminente y con exclusiva finalidad de preservar la seguridad y salubridad pública, hasta que se haya resuelto la deficiencia". Además, prevé que el Govern pueda otorgar ayudas para la adaptación de locales a las prescripciones de la ley.

  La diputada del PP Àngels Olano, aseguró que el proyecto de ley "entorpece y complica en Catalunya la libertad religiosa" y "cuestiona la ley orgánica de centros de culto y libertad religiosa y también el derecho de reunión". Consideró, además, que "se vulnera la autonomía municipal" al establecer que los Ayuntamientos deberán reservar suelo destinado a edificios religiosos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios